Fernando Robles

Fernando Robles

Fernando Robles

<<Construyendo puentes>>

Sesión del programa de desarrollo personal Héroe del Colegio Mayor Santillana, en Madrid

El mundo está lleno de historias enriquecedoras, de relatos conmovedores, de viajes motivacionales. En definitiva, el mundo está lleno de narraciones que nos interesan, y todos y cada uno de nosotros somos unos potenciales cuentahistorias.

 ¿Os imagináis poder conocer una historia nueva cada día y que lo único que necesitases para poder conocerlas fuese un simple café?

La persona que nos planteó esas preguntas fue Fernando Robles Sánchez, especialista en marketing digital y co-fundador de Más allá de la marca personal. Una empresa que surgió, como no, con un café.

Tal y como nos contó en la sesión del programa de excelencia personal Héroe ® el 8 de octubre de 2020, él no empezó creando un proyecto, tampoco con la idea de hacerlo. Él simplemente tomó decisiones.

Un verano mientras Fernando hacía la carrera decidió irse a trabajar de camarero a un hotel en medio de una montaña en Alaska. Esa fue su forma de aprender inglés y de cambiar de aires, unos aires mucho más gélidos que los que podemos disfrutar en la península.  Allí conoció a un polaco y un coreano, a priori no eran gente con nada en común, salvo que a los tres les había llevado algo a un restaurante para limpiar platos en medio montaña perdida. Él llamó a eso “tender puentes”.

Fotografía: Miguel Cardenal

Una vez terminado ese verano en el que ya empezó a vislumbrar la importancia de construir este tipo de puentes, acabó la carrera. Y fue ahí donde cometió su primer gran error: Trabajar sin parar, gestionar todo lo que la empresa te pida, y no mirar más allá. 

Imaginémonos tener una oficina en Japón con las mejores vistas que existen del monte Fuji. Habría que estar loco para no pararse a admirar ese paraje cada día en la oficina. Sin embargo, los años pasan, la rutina se adueña de nuestras vidas, y consideras a una de las grandes maravillas del mundo, un elemento más alrededor de tu vida. 

Fernando trabajó de responsable de marketing en Carrefour, luego se fue a otra gran empresa a gestionar el marketing durante más de cinco años, y de la noche a la mañana le despidieron. Hay que saber cómo afrontar eso, pasar de ganar mucho dinero, de poder hacer muchos viajes, grandes vacaciones etc.  a verte en la calle.

Lo socialmente aceptado hubiese sido correr a buscar un trabajo, sin mirar atrás, sin embargo, él tomó la decisión de mirar su propio monte Fuji, de apreciar esas cosas que hacía tantos años que ya no apreciaba. “Necesitaba aprender, estudiar otra vez”

No se refería a una carrera universitaria, ni a hacer masters, sino a disfrutar de las historias que cada persona te puede contar, personas de muy diferentes ámbitos. 

Y aquí es donde podemos retomar los cafés antes mencionados. Fernando hizo uso de las grandes oportunidades que el mundo digital nos ofrece.

“Con las redes sociales, en dos pasos puedes contactar con cualquier persona”

Decidió invitar a tomar cafés a gente que a él le interesaban: escritores, articulistas, expertos en marketing. Y ahí fue cuando descubrió el valor de tender puentes, de conectar con el mundo. 

Impulsó una especie de cadena de favores. “Háblale a una persona que quieras conocer cada mes, cada semana, y que ella haga lo mismo”. Esta es una forma de formarnos hasta niveles insospechados. Si nos quedamos en nuestra burbuja solamente conoceremos a gente con inquietudes similares a las nuestras, que trabajen en cosas similares a las de nuestro entorno. Sin embargo, ahí fuera, hay muchísima gente con historias que merecen ser contadas y conocidas, y también hay mucha gente que necesita conocerlas. 

Estos continuos cafés le permitieron darse cuenta de lo accesible que llega a ser la gente “he llegado a conocer a gente que jamás creí que llegaría a conocer”.

“La gran mayoría de la gente exitosa es gente normal, con grandes puestos, pero gente normal”.

Fernando animó a seguir su camino, a escribirle a quién quisiéramos conocer, y nos recomendó tener siempre muy presente que lo importante de ese café es la actitud con la que vamos, no tenemos que ir buscando nada más que conocer a la persona, y aprender. Y da igual el puesto que tenga esa persona o en qué parte de la escala social esté “la gran mayoría de la gente exitosa es gente normal, con grandes puestos, pero gente normal”.

Estos cafés de forma desinteresada pueden ser reveladores, y si no que se lo digan a él, que en uno de esos cafés conoció a su socio con el que ha creado Más allá de la marca personal. Una forma de comunicar a personas con grandes historias y gente que desea conocer esas historias. 

Esta organización es la evolución de aquellos cafés, encuentros virtuales que no podrían haber surgido en mejor momento, en el que las grandes reuniones no pueden producirse físicamente, pero sí a través de una web. 

Es una manera de demostrar que donde hay una buena idea, no hay pandemia que la frene.

 

JORGE BELMONTE
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

Fernando Robles
<<Construyendo puentes>>
Especialista en marketing digital

Sesión del programa de excelencia personal HÉROE ®

📆  8 de octubre
Cena 20:20 h.
Tertulia: 21:00 h.

COLEGIO MAYOR SANTILLANA
C/MARBELLA 60, 28034, MADRID

 

 

Patricia Macía

Patricia Macía

Patricia Macía

<<Aterriza tu propósito>>

Sesión del programa de desarrollo personal Héroe del Colegio Mayor Santillana, en Madrid

¿Qué tendremos los jóvenes españoles que tardamos tanto en salir de casa? ¿Es por la difícil situación económica?¿Es por el miedo a vivir solos e independizarnos? ¿Por qué nos gusta tanto ir de vacaciones al extranjero,  pero a su vez nos asusta tanto irnos a empezar un recorrido laboral allí?

Todas estas preguntas, que pueden ser tan frecuentes en los jóvenes españoles, fueron las que respondió sin pelos en la lengua y con valentía nuestra ponente, Patricia Macía. el día 1 de Octubre de 2020. 

Autor: Rafael Parra

Ella se independizó a los diecinueve años, no quería seguir más en su casa, pero tampoco disponía de dinero para hacerlo, y tenía que seguir estudiando. Por eso, uso la lógica e hizo lo que mucha gente prefiere no hacer porque tienen miedo a unos dragones que solo están en su propia mente: se puso a trabajar mientras estudiaba. 

Un esfuerzo que conllevaba un gran beneficio: vivir donde quería o, al menos, independizada. 

Además quería viajar y conocer mundo, pero no tenía los medios para pagarse unas vacaciones. Pero como aquí ya trabajaba para poder costearse un piso y un viaje, ¿por qué no se iba a trabajar al extranjero, vivía allí e incluso aprendía otro idioma? 

Y eso fue lo que hizo, y no solo una vez. A su edad, ha realizado veintiséis mudanzas, y sabe hablar seis idiomas, ¿No esta mal para una chica con miedo, verdad?

“No sois demasiado jóvenes para nada”.

Insistió en que las circunstancias perfectas no existen, o al menos no se suelen dar.  Tenemos que buscarlas, pelearlas y si para ello hace falta moverse, hay que hacerlo. La gente con éxito no lo tiene desde el primer momento, trabajan día a día para llegar y una vez llegan siguen trabajando para mantenerse. 

“Empezad un proyecto, y si os sale mal, haced otro. Si os sale mal, otro, y si os sale bien, haced mejor el siguiente”

El conformismo es una de las mayores enfermedades de este siglo. Y como bien pudimos saber, a ella ni las enfermedades la han frenado.

A los diecinueve años le diagnosticaron una depresión que llevaba acumulando desde los once años. Tuvo que ir al psiquiatra y seguir un tratamiento para curarse y esa decisión de luchar por ella misma y su salud, unidas a otras muchas, son las que le han llevado a estar hoy aquí, dando una charla de éxito. 

Porque una de las cosas que nos dejó claras es que no debemos estigmatizar a las personas que tienen problemas o enfermedades mentales sino que, si realmente nos importan, debemos tomar las riendas y ayudarlas. 

“¿Por qué tiene que ocultarse la gente que tiene depresión? ¿Lo hace la gente con cáncer?” 

Fue un momento revelador para muchos, un enfoque que rara vez hemos oído en nuestras vidas. Todas las enfermedades son dolorosas, y todas necesitan de alguien que le apoye. No hay que decirle a alguien con depresión que vaya al médico, hay que acompañarle para que comience el camino de la recuperación. 

¿Qué piensa una persona que ha vivido fuera tanto tiempo, y desde tan joven, de nuestro país?

“Lo que más he aprendido viviendo fuera, es a valorar más España”.

Algo de lo que muchas veces nos olvidamos: España es uno de los mejores países del mundo, o al menos de los más confortables. Dicho en boca de Patricia Macía “lo que más he aprendido viviendo fuera, es a valorar más España”.

Para cerrar esta reflexión de todo lo que nos ha dejado Patricia Macía, me gustaría mostrar la idea que más ha calado en mi persona. Creo que no hay mejor forma de hacerlo que con sus propias palabras.

“Ojalá sintáis la rabia de decir: ¿Por qué me ha tocado vivir esta crisis? ¿Por qué no voy a poder vivir igual que mis padres?”

Esa rabia, esa frustración, tenemos que saber transformarla en ánimo y motivación y hacer de ese reto, no solo un sueño, si no una realidad.

Gracias Patricia, hoy tenemos más claro que desde la cercanía y la valentía de no acomodarse se pueden conseguir sueños, persiguiéndolos con determinación, trabajando y luchando cada día. Si lo hacemos, conseguiremos recorrer nuestro propio camino del Héroe, ese que ella ya lleva tantos años recorriendo. 

JORGE BELMONTE
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

 

Patricia Macía
Especialista en estrategia, desarrollo de negocio y educación de la resiliencia

Sesión del programa de excelencia personal HÉROE ®

📆  1 de octubre
Cena 20:20 h.
Tertulia: 21:00 h.

COLEGIO MAYOR SANTILLANA
C/MARBELLA 60, 28034, MADRID

Cristina Caselles Martín

Cristina Caselles Martín

Cristina Caselles Martín

Resetea tu software y hardware

Sesión del programa de desarrollo personal Héroe del Colegio Mayor Santillana, en Madrid

Sentaos, relajaos, pensad en un lugar tranquilo, el salón de vuestra casa, por ejemplo. Ahora imaginad una caja en medio de vuestro inmenso salón, pero no una caja cualquiera, una de 190cm de largo, 42cm de alto y 30 cm de ancho. Para los que no seáis expertos en medidas fúnebres, es el tamaño estándar de un ataúd. ¿Y a que no sabéis quién es la persona que está en el ataúd? Pues como muchos sospechábamos esa persona éramos cada uno de nosotros. 

Fotografía: Miguel Cardenal

Esa fue la forma que eligió Cristina Caselles, el día 25 de Septiembre de 2020, para empezar su ponencia poniendo nuestra vida en Off. Aunque claro está que tenía un sentido.

Nos preguntó cómo queríamos que fueran las conversaciones sobre nosotros que tendrían las personas allí presentes. ¿Nos gustaría que hablaran de lo buenos profesionales que hemos sido, de los meticulosos y exhaustivos, o de lo buena persona que éramos y de la pena que sería que ya no pudieran disfrutar más de nuestra compañía?

Cuando la conversación parecía que iba a tornarse sobre el más allá, Cristina nos trajo de vuelta al presente: 

“Solo existe el aquí y ahora. El pasado generalmente nos recuerda lamentaciones o cosas bonitas, y el futuro nos genera ansiedad porque no estamos allí aunque lo parezca”

Si me pidieran que dijera un adjetivo para definir a Cristina, tan solo una hora después de haberla conocido, lo tendría muy claro: Ella es reflexiva. Es una persona que se cuestiona el mundo, no se fía ni de su sombra, y hace bien porque ello le permite dudar de cosas que normalmente creemos que están bien. 

La gran mayoría de personas se pasan años y años intentando engordar su currículum con conocimientos. Sin embargo, Cristina aboga por que el currículum realmente no se base en lo que aprendes gracias al sistema educativo, si no lo que aprendes en tu vida laboral y en tu día a día.

“¿De qué nos sirve tener muchísimos conocimientos que podemos encontrar en Google tecleando tres palabras? Tenéis que mirar hacía vuestro interior, sacar vuestro talento y hacer efecto espejo a la sociedad”.

Tuvo la valentía de adentrarse en el campo de la genética para explicarnos que la pereza no es innata a nadie, no está en nuestro código genético. Forma parte de aquello que solamente nosotros podemos moldear, trabajar y, si aplicamos la famosa regla de las 3 P’s de Cristina nos irá mucho mejor, es decir: practicar, practicar y practicar. 

Ponemos muy poco interés en lo que se nos queda para siempre, y demasiado en lo efímero

El otro punto central de la charla fueron los valores, algo tanto abstracto como personal e intransferible. Pero sirven perfectamente para definir la sociedad actual, una sociedad muy preocupada por las apariencias y el disfrute, más que en el esfuerzo. Justo lo contrario de lo que se busca con el programa Héroe. Dicho en palabras de Cristina: “ponemos muy poco interés en lo que se nos queda para siempre, y demasiado en lo efímero”. Relativo a este punto nos agradeció fervientemente que estuviéramos tantos jóvenes a las diez de la noche de un jueves en una charla que solamente tiene como objetivo la formación y el aprendizaje.

Como bien he dicho antes, no sabemos de Cristina más allá de lo aprendido en la magnifica hora de tertulia que pudimos disfrutar, pero parece que su filosofía de vida está hecha para ser contada y transformar a los jóvenes y universitarios. 

Para aquellas personas que solamente buscan un trabajo, meterse en una carrera o grado universitario por las salidas, y que en definitiva les mueve la codicia, o al menos, el ansia de ganar dinero, Cristina nos dejó tres ideas que rompen por completo con esa idea genérica de la sociedad:

  • Lo que tiene salidas son las personas, no las carreras.
  • ¿Nos preguntamos que es aquello que nos apasiona y podemos estar haciendo horas y horas sin perder el entusiasmo?.
  • Los vacíos del ser no se llenan con los del tener.

Si al principio del texto he dicho que Cristina nos puso en Off, ahora digo que nos puso a todos en uno de los On más duraderos que nos han puesto nunca. Nos dio ganas de seguir adelante, de definir nuestros valores, de elegir con el corazón y no con la cartera, de no permitirnos estar desorientados. 

Y nos dejó a todos en la mente, para mucho tiempo creo yo, la frase con la que culminó su ponencia y a la cuál somos nosotros los que debemos darle respuesta “¿Os imagináis todas las personas del mundo con un propósito de vida? ¿Cómo sería ese mundo?”

Si ella no lo respondió, yo no voy a ser más que ella, lo dejo a la libre reflexión de cada uno. Lo único que puedo decir, es que fue un placer tener a Cristina Caselles con nosotros y que su forma ver la vida y de reflexionar es la forma que sin duda usan los Héroes.

JORGE BELMONTE
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

CRISTINA CASELLES MARTÍN

Docente y psicopedagoga
Consultora de comunicación motivacional
Mentora de talento

Sesión del programa de excelencia personal HÉROE ®

📆  24 de septiembre
Cena 20:20 h.
Tertulia: 21:00 h.

COLEGIO MAYOR SANTILLANA
C/MARBELLA 60, 28034, MADRID

 

Álvaro González Alorda

Álvaro González Alorda

Álvaro González Alorda

¿Hasta dónde llegarías con un mentor?

Un hombre que no tenía ni para un pincho de tortilla y rechaza una gran oferta para dirigir una red hotelera sin tener una alternativa, una persona capaz de hacer que un hombre se reconcilie con la mujer de la cual se había divorciado y que puedan traer una nueva vida al mundo, un hombre que da charlas de transformación mientras afirma que estás no transforman a la gente, si no que son los actos los que lo hacen.

Estas y otras muchas anécdotas fueron las que nos contó Álvaro González-Alorda el día 17 de septiembre de 2020 en el Colegio Mayor Santillana en lo que fue el inicio de el programa de desarrollo personal Héroe que, como no podía ser de otra forma, fue impartido por una persona que después de conocer su historia podemos catalogar como un héroe de a pie.

Pero su camino como tal no comenzó con sus éxitos laborales, lleva siendo un héroe desde joven. Desde el día que pidió un crédito para ir a la universidad de Navarra para cumplir su sueño de ser un narrador de historias, un viajero y un constante conocedor de personas. Por eso mismo Álvaro eligió la carrera de comunicación, no trabaja de ello, pero gracias al mentoring puede hacer exactamente eso que soñaba hacer como reportero de guerra. Viaja, cuenta historias, y cambia vidas. 

Nos relató vidas como la de Alberto, un hombre que después de una de sus ponencias se ofreció a llevarlo al aeropuerto como señal de agradecimiento. ¿Cuánto pudo durar ese viaje? Dudo que mas de 20 minutos, pero en ese tiempo a Álvaro le dio tiempo a darse cuenta de que Alberto necesitaba su ayuda, había algo que le destrozaba por dentro.

Autor de la foto: Miguel Cardenal

Alberto parecía que tenía todo lo que uno busca: éxito laboral, mucho dinero, una mujer y un hijo. El problema ocurrió un año antes cuando se divorció de esta mujer a la que aún amaba y como consecuencia ya no veía a su hijo más de una vez al mes.

Álvaro le contó las tres palancas que mueven el corazón de una persona:

  • Una aventura que vivir; en el caso de Alberto la mejor fue con su familia.
  • Una batalla que pelear; la de recuperar aquello que ama.
  • Un corazón que conquistar; o en su caso que reconquistar.

Fue un viaje para los dos; uno llegó a su destino, el aeropuerto. Por parte de Alberto el viaje no fue físico si no un trayecto que le permitió viajar por sus recuerdos y darse cuenta de que es lo más importante.

No volvió a saber nada de Alberto hasta dos meses después cuando volvió a la ciudad para otra ponencia. Insistió en ir a recogerlo otra vez al aeropuerto, la sorpresa era que esta vez Alberto no fue solo, con él iba el pequeño Santiago, su hijo. Prácticamente al subir al coche le contó que el día que habló con él por primera vez, fue a la Iglesia para pedir ayuda en la conversación más importante de su vida, y fue a hablar con su mujer. Dos meses después estaban esperando un nuevo hijo. Álvaro, cuando vio publicada una foto del pequeño Santiago con el nuevo miembro de la familia, lleno de un gozo enorme su corazón.

“Una conversación insospechada puede ser transformadora y llegar a crear vidas. Una vida con ojitos en la cara y que te mira”

Sin embargo, la vida de Álvaro no ha sido siempre tan fácil y exitosa. Después de terminar su carrera en la universidad de Navarra, empezó a trabajar en un empresa que se dedicaba a vislumbrar y desarrollar los primeros proyectos de la era de internet. Tenían mucho dinero para invertir, pero a los 3 años una empresa aún más grande la compro y despidió a 4.000 trabajadores, él no fue una excepción.
Y ahí llegó su primer sentimiento de “humillación” ver como todos sus amigos trabajaban y él no.

Pasaron meses y meses, llegó a sentir la desesperación porque en algún momento su teléfono mostrara la notificación de un mail o un llamada de alguien a quién le hubiese gustado su currículum. Pero ese momento no llegaba, y la desesperación se acrecentaba.

Cuando menos lo esperaba, le llegó un oferta un poco envenenada, ofrecían mucho dinero, pero tenía que vivir en un hotel, alejarse de tu familia e irse a otra ciudad, concretamente a Tenerife. Su familia se lo desaconsejó y rechazó la que hasta entonces fue su única posibilidad de salir del pozo.

“Mi idea no salió adelante hasta que por fin pudo lanzarse por todo lo alto, creció mucho en el proceso”.

Horas después de rechazarla, le respondieron a un mail que envió seis meses atrás. El email que Álvaro mandó, iba dirigido a uno de los mejores profesores de empresa de negocio mundial y en este exponía una revolucionaria idea de negocio que no compartió en la sesión. La respuesta de este profesor le decía que la idea que le había propuesto no solo era buena, sino que era maravillosa, y servía para todos los ámbitos de empresa no solo para el sector hotelero que era para el que lo había desarrollado. En esos seis meses que estuvo esperando la desarrolló aún más. “Mi idea no salió adelante hasta que por fin pudo lanzarse por todo lo alto, creció mucho en el proceso”.

Ya se había acabado su transito por los desiertos, pero a él no le servía con tener un trabajo. “Leía y estudiaba por vergüenza de reunirme con gente con veinte años más experiencia que yo”

«Me he encontrado mucha gente rota, incluso gente cristiana que pierde la esperanza y se entrega al hedonismo”. 

De ahí llegaron los éxitos que le permitieron escribir los tres libros que hasta hoy tiene publicados y que le ha motivado a querer continuar. Escribe con la esperanza como mensaje principal con el objetivo de ayudar a la gente. «Me he encontrado mucha gente rota, incluso gente cristiana que pierde la esperanza y se entrega al hedonismo”. 

A pesar de su gran éxito personal invitó a los presentes en la charla a no dejarse llevar por los logros. En su mayor momento de esplendor profesional, con gente que le reconocía por la calle, cobrando mucho dinero, y yendo a sitios muy caros una serie de tragedias familiares le recordaron que lo más importante es tener siempre los pies en la tierra. “Estas experiencias en combinación con el éxito te ayudan a calibrar dónde estás y quién eres”.

No quiso cerrar su ponencia sin animar a los residentes del colegio mayor a que aprovecharan la experiencia. Las dos cosas que le han definido como persona han sido:

  1. Lee mucho.
  2. Conversar con gente interesante.

La conversación con Álvaro no pudo ser más enriquecedora y gracias a ponentes como él, y charlas como la suya, en Santillana el camino de todos los colegiales para ser Héroes nos será mucho más sencillo de alcanzar.

 

JORGE BELMONTE
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

Socio Director de Emergap
Consultoría de transformación 
Autor del libro: Cabeza, corazón y manos

📆  17 de septiembre
Cena 20:20 h.
Tertulia: 21:00 h.

COLEGIO MAYOR SANTILLANA
C/MARBELLA 60, 28034, MADRID

Miguel Ángel Sánchez Garza

Miguel Ángel Sánchez Garza

Un viaje hacia las estrellas

CHARLA DEL PROGRAMA DE EXCELENCIA PERSONAL DEL COLEGIO MAYOR SANTILLANA.
Vive una experiencia universitaria plena en nuestro colegio mayor en Madrid.

El pasado 14 de mayo tuvimos nuestra tercera sesión durante la cuarentena. Esta vez no hemos hecho una videoconferencia, sino que la sesión ha sido impartida por uno de nuestros colegiales: Miguel Ángel Sánchez Garza.

Fotografía: Jaime Baselga

Miguel Ángel estudia tercero de psicología, pero sus sueños e intereses van mucho más allá de su carrera. Estas inquietudes son las que han hecho de él la gran persona que es hoy, y que le han dotado de la gran formación con la que hoy cuenta, y que el pasado jueves compartió con nosotros.

La primera lección que nos dio fue de humildad: dice que no es filósofo ni teólogo, ni tiene ninguna pretensión, pero cree que lo que nos iba a contar tiene muchos puntos que cualquier persona puede aprovechar, independientemente de sus creencias religiosas.

Nos contó que él cree que el autor de todo y cada uno de nuestros deseos es Dios. Es Él que los pone en nuestro corazón, incluso los más pequeños, como  echar una pachanga de fútbol o salir a tomar algo. A muchos nos han enseñado que este tipo de deseos, el eros¸ son algo malo. Pero no lo son. Precisamente son esos deseos lo que nos impulsa a buscar lo bueno, bello y verdadero. Es un impulso que no tiene fin, pues este deseo nunca se sacia.

«Mucha gente piensa que la pasión es mala. Pero no lo es»

Para saciarlo, muchos tratan de llenarse con cosas finitas. Pero esto es inútil, pues enseguida se vuelve a tener sed de cumplir estos deseos. Así es como se genera la frustración y, en el peor de los casos, una adicción. Cada vez que saciamos lo infinito con lo finito, nos herimos, a nosotros y a los demás. «Esto, precisamente, es lo que ha llevado a mucha gente a pensar que la pasión es mala. Pero no lo es», insiste Miguel Ángel.

Fotografía: Jaime Baselga

Lo que debemos hacer es reorientar estos deseos, y satisfacerlos con lo infinito, con el bien. Esto es lo que nos lleva a las estrellas, a la felicidad. Pero no es una tarea fácil, requiere introspección y mucha sabiduría. Por eso, no es raro encontrar a gente con vicios o degustando algo dañino para ellos mismos y para los que les rodean (alcohol, drogas, pornografía…). Porque «El mal no tiene su propio barro. El mal surge de lo bueno, solo que se ha deformado».

Para evitar deformar y desvirtuar nuestros deseos más profundos, debemos cultivarnos a nosotros mismos, y poder distinguir entre lo que es realmente bueno para nosotros. Pero no debemos interpretar esta tarea como algo que cae sobre nuestros hombros. Al contrario. Hacer esto es algo que sale de los más profundo de nuestros corazones. Y, aunque al principio parezca que pueda ser difícil, luego lo haremos con total facilidad.

Y será más fácil porque en este viaje hacia las estrellas no estamos solos.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

 

Miguel Ángel Sánchez Garza
Teología del cuerpo

– Mi deseo en el plan de Dios. –

Estudiante del instituto tecnológico de Monterrey
Misionero católico

Tertulia online en el Colegio Mayor Santillana, continuando y reforzando el programa de experiencia personal de nuestra residencia universitaria.

Se retransmitirá en zoom para los colegiales y en directo en nuestras redes sociales.

📆 14 de mayo
🕒 Tertulia: 21:00 h
🏡 youtube.com/user/colegiomayorsantillanamadrid
🏡 instagram.com/cm.santillana
🏡 facebook.com/cmsantillana
🏡 twitter.com/cmsantillana

CRISTINA NÚÑEZ

CRISTINA NÚÑEZ

El peligro del ser humano es apuntar bajo y acertar.

CHARLA DEL PROGRAMA DE EXCELENCIA PERSONAL DEL COLEGIO MAYOR SANTILLANA.
Vive una experiencia universitaria plena en nuestro colegio mayor en Madrid.

Fotografía: Joseángel Dominguez

El pasado jueves 7 de mayo tuvimos la segunda sesión de PEP online, a cargo de Cristina Núñez, fundadora de Wow Woman. Como bien decía Fernando, coordinador académico del Colegio Mayor, hemos tenido muchas sesiones de PEP, y muy buenas, desde luego, pero todas hablaban de sucesos ya acontecidos o, bien, de fenómenos del presente. Cristina ha venido a hablarnos del futuro.

¿Y qué nos ha podido decir sobre el futuro? Pues que comienza hoy. Y nos trajo, además, dos noticias: una buena y una buena -como las cosas que nos trae la vida: una de cal y una de arena.

La mala es que , si el futuro empieza hoy, este pinta muy negro. Estamos presenciando la mayor crisis sanitaria de las últimas décadas, y estamos entrando en una crisis económica que se preveía desde hace años. Huelga decir cuáles van a ser las consecuencias de estas crisis, pero nos recuerda que estas no afectan solamente a nuestro país, sino que se están dando a nivel mundial.   Ante esta situación, es natural que todos -en especial los que en unos años entraremos al mercado laboral- nos preguntemos qué va a ser de nosotros.

Es en los momentos difíciles donde surge la inventiva.

Naturalmente, Cristina no tiene una bola de cristal que la permita respondernos a todos a esta pregunta. Pero sí que nos ha tranquilizado su segunda noticia. Esta es que «tú puedes aprender a cómo crear tu futuro». A nadie se le escapa que la situación en la que estamos influye en él, pero podemos hacer que no lo determine. En otras palabras, podemos crearlo. Podemos no ser esclavos de las circunstancias. Como dijo Einstein -nos recuerda Cristina-, es en los momentos difíciles donde surge la inventiva.

Fotografía: Jaime Baselga

Para hacer esto, lo primero es tener fe: confiar en nosotros mismos. No habla de no tener miedo -pues esto es imposible-, sino de no vivir asustados, de no permitir que ese sentimiento nos gobierne, y nos sirva para justificar que no hagamos nada. Tenemos que conseguir que sea la fe la que nos guíe. Y, además de ella, nos pueden impulsar tres estrategias, las cuales explicamos a continuación:

  1. Soñar y sentir en grande. Esto, a día de hoy, suena muy alocado, pero debemos buscar el propósito de vuestra vida, obsesionarnos con él y dejar que guíe nuestra vida. «Si te lo crees, puedes crearlo».
  2. Encuentra la forma de pensar en ti. Aunque todos tenemos cosas que mejorar, debemos buscar la forma de hablarnos bien. No debemos hundirnos a nosotros mismos. Nos recuerda que «todos tenemos dentro un genio, pero para saber sacarlo tenemos que saber sacar una luz».
  3. Conviértete en la persona que te inspire. Nos han inculcado el tener para luego hacer y luego ser. Pero, realmente, debemos seguir el proceso inverso: ser para hacer y conseguir tener. «Si tienes un sueño, tienes que pensar qué versión de ti lo intentaría».

Además de estos consejos, nos dio muchos más, y nos habló de su experiencia personal. Pero todo esto daría para otro artículo.  Finalmente, se despidió con una frase para recordar:

El peor peligro del ser humano no es apuntar alto y fallar, sino apuntar bajo y acertar.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Cristina Núñez

The future begins today

– Proactividad, coherencia y liderazgo para alcanzar tu propósito. –

Fundadora de Wow Woman, Coach, Conferenciante y Formadora.

Tertulia online en el Colegio Mayor Santillana, continuando y reforzando el programa de experiencia personal de nuestra residencia universitaria.

Se retransmitirá en zoom para los colegiales y en directo en nuestras redes sociales.

📆 7 de mayo
🕒 Tertulia: 21:00 h
🏡 youtube.com/user/colegiomayorsantillanamadrid
🏡 instagram.com/cm.santillana
🏡 facebook.com/cmsantillana
🏡 twitter.com/cmsantillana

Scroll Up
Abrir chat
Powered by