Uno más uno no siempre es dos

Uno más uno no siempre es dos

Compromiso: sembrar vides y no recoger uvas

En la sesión de Programa de excelencia personal del pasado jueves 24 de octubre, recibimos a D.Gonzalo Ruipérez.
Gonzalo nos ha contado su historia: lo mucho que ha estudiado, los talentos que ha recibido, los cargos que le han sido confiados y los sitios que ha visitado. Todas estas historias de su vida nos han dejado a todos boquiabiertos, pero, lo que sobretodo lo ha hecho ha sido la desembocadura de su vida, al lugar al que le han llevado años y años de trabajo: al servicio a los demás. Si nos referimos al lugar concreto, hablamos de la UVA (Unidad Vecinal de Absorción) de Vallecas. A continuación os contamos cómo acabó allí.
Nacido en Cuenca, pronto decidió estudiar en el seminario de Sigüenza , uno de los más numerosos de España, que le hizo abandonar sus dos pasiones: el piano y el fútbol. Después pasó unos años en Navarra, para luego ir a Madrid. Allí le mandaron a la cárcel de alta seguridad de Alcalá Meco, siendo un cura jovencísimo, donde duró poco para irse a Roma. Para poder redactar la Tesis Doctoral se fue Covadonga (Asturias). Pero al llegar le llamaron para trabajar en el Vaticano, junto a Scola, posterior arzobispo de Milán. Cumplió esta petición pensando que estar allí sería como ser párroco, pero pronto se dio cuenta de su equivocación, pues es una vida más bien distinta.
Más tarde, se le mostraron tres opciones: irse a EEUU, a la India o a Madrid. Naturalmente, eligió esta última opción, principalmente para estar con su madre, con la que está muy unido.

A su llegada a Madrid, el propio Rouco Varela le pidió que fuese a la parroquia de la UVA de Vallecas, donde la diócesis llevaba tiempo sin funcionar adecuadamente. Aceptó esta petición sin vacilar, y pronto se fue a conocer el barrio, a sus gentes, sus problemas. Tardó muy poco en darse cuenta de las circunstancias de aquel lugar. Históricamente ha sido de los lugares más problemáticos de Madrid, solo que donde antes había chabolas, el Estado puso viviendas; pero muchos problemas siguen sin desaparecer: paro, miseria, drogadicción, violencia, pandillas…
Ante un panorama tan turbio, donde un buen número de hombres ha estado en la cárcel, Gonzalo se percató de lo necesario que era allí, y pronto se puso manos a la obra y hacer lo que él consideraba necesario: atender a esos cientos de personas a las que la sociedad había dado por perdidas. De esta forma, pronto puso en marcha multitud de proyectos: 4 equipos de fútbol para los jóvenes; repartos de alimentos para familias (34.000 kilos al mes); talleres de informática para los adultos; clases de apoyo escolar…
Pero, a pesar de las ayudas y del esfuerzo realizado, los agradecimientos eran escasos. De hecho, a pesar de los kilos de alimentos dados a cada familia, algunas, incluso le reprochaban que no les había puesto lejía. No vio germinar las semillas que plantó, lo cual era frustrante. No solo por el desagradecimiento, sino por no poder cambiar la situación de todas aquellas personas, por seguir viendo casos diarios de, violencia doméstica, sobredosis, gente que duerme sin calefacción y sin haber cenado…
Gonzalo toca la impotencia a diario, sabiendo que no puede cambiar ni el pasado ni el presente ni el futuro; sobre todo, lo considera un milagro de Dios.
Ante este desencanto muchos renunciarían al proyecto que comenzaron, viendo pocos resultados de lo que hacen. Pero «el romanticismo dura de aquí a la puerta», nos dice Gonzalo, que nos aclara que lo realmente necesario es el compromiso, tomarse este proyecto en serio y ponerse en manos de Dios. Una vez hecho esto, es cuando realmente uno podrá continuar adelante con su proyecto, sin que ninguna dificultad se lo impida.
Esto es un consejo que nos da no solo para cuando hagamos voluntariado, sino para todas las actividades que emprendamos en nuestras vidas.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

1 + 1 ≠ 2
D. Gonzalo Ruipérez
Un cura de barrio
D. Gonzalo Ruipérez es, desde 2014, el párroco de la iglesia de San Juan de Dios en la UVA* de Vallecas.

📆 24 de octubre
🕒 Cena: 20:20h Tertulia: 21h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid

*UVA = Unidad Vecinal de Absorción.

Creatividad para no creativos

Creatividad para no creativos

Haciéndonos florecer

En la sesión de PEP de pasado lunes, Arturo, nuestro subdirector, ha roto con los moldes de lo que suponían las charlas PEP hasta ahora. Ni siquiera tuvo lugar en la sala de estar, como siempre, sino que nos la dio en el bar de Santillana. Allí, encontramos frutos secos, patatas fritas, cervezas y refrescos, algo que no solemos encontrar en este tipo de charlas, y que suponen un aliciente que más de uno agradeceríamos que se convirtiesen en una constante.

Pero este cambio de ambiente no ha sido para nada lo más subversivo, sino que ha sido el propio contenido de la sesión, en la que Arturo apenas  ha volcado su conocimiento sobre nosotros, sino que, más bien, nos ha animado a que este florezca en nosotros mismos. La vía para conseguirlo es, sin duda, la creatividad. De ahí que nos haya presentado el Decálogo Creativo, el cual se expone a continuación:

 

  1. Buenas noticias: en la vida y, concretamente, en la sesión de hoy, vamos a tener que trabajar si queremos ser realmente creativos. Porque la creatividad no es solo para gente creativa, sino que es una habilidad que se puede desarrollar mediante el entrenamiento. Solo se deben seguir los presentes consejos.
  2. Contágiate: en este punto, Arturo reta a los estudiantes de Derecho «¿Por qué no probáis a hacer un trabajo de Derecho Penal en un pub irlandés?». Con ello, no quería incitarles a jugarse su futuro académico en estado de embriaguez, sino que quería subrayar la importancia que tiene el entorno en el trabajo que realizamos. En este sentido, nos anima a trabajar en distintos lugares y observar cómo influye cada uno en nuestro trabajo. Al fin y al cabo, si permanecemos siempre en un mismo paisaje, difícilmente podremos cambiar.
  3. Piensa: es importante que reserves un tiempo diario a tener un tiempo para ti y reflexionar.
  4. No pienses: también haz lo contrario que en el punto anterior. Busca momentos para desconectar y dejar descansar a los engranajes del cerebro. Además, este tiempo libre nos puede servir como fuente de inspiración. Un ejemplo, sin irnos más lejos, sería escuchar las historias de la gente.
  5. No problem: con esto quiere decir que la creatividad, al contrario de lo que muchos creen, no genera problemas, sino que los resuelve.
  6. ¡Rompe la baraja!: no hagas lo que demás esperan de ti. Pero, claro, si en el trabajo te piden que hagas una cosa, tendrás que hacerla. Lo que se quiere decir es que se debe intentar hacer de una forma de la que nunca antes la habíamos Si no rompemos moldes, no podremos diferenciarnos y destacar de entre los otros miles de proyectos que hay.
  7. I love limits: las restricciones son la verdadera gasolina para la creatividad. Cuantos más haya, mejor será el resultado. De hecho, a un creativo lo peor que le puedes dar es una hoja en blanco. Ahora bien, si le propones una situación plagada de obstáculos, verás como las supera sin dificultad alguna.
  8. La gente: ten siempre en cuenta a los que te rodean. Escúchales. Pregúntales. Aprende de ellos. Haz equipo.
  9. Incentivos: para alcanzar tu objetivo, prométete un buen premio cuando lo consigas.
  10. …: la última norma la decides TÚ.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

CREATIVIDAD | Para no creativos

ARTURO PERIS
Arquitecto // Emprendedor

📆 21 de Octubre
🕒 21:45h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid

Suicidio Demográfico

Suicidio Demográfico

Suicidio Demográfico

El PEP siempre ha sido un proyecto que nos ha hecho a los colegiales de Santillana contemplar nuestro futuro con esperanza e ilusión. Gracias a él, tendremos una vida mucho más completa, a nivel personal como laboral, puesto que se nos abrirán innumerables más puertas. Pero esto sucederá en, aproximadamente, 5 años. ¿Y luego? ¿Vamos a tener siempre un futuro grato? El pasado 17 de noviembre, vino Alejandro Macarrón para contestar a estas preguntas: lamentablemente, los datos nos muestran que no.

Puede que haya muchos progresos a nivel científico, que nos garanticen un ocio  más entrañable y una esperanza de vida más larga. Sin embargo, en lo fundamental, en saber quién se va a levantar cada día para llevar adelante el país, los datos no son tan positivos. Nos encontramos ante un «suicidio demográfico», esto es, un descenso de la tasa de natalidad, que es superada por la de mortalidad y que a largo plazo puede provocar una reducción drástica de la población y un envejecimiento de esta. «Y si lo llamo suicidio, es porque es una muerte autoinflingida -nos aclara Alejandro- . La culpable de que esto pase es la sociedad. No debemos echar balones fuera.”

Entre muchos otros, Alejandro nos enseñó este gráfico:

Se trata de una evidencia muy clara de que estamos asistiendo a un socavamiento paulatino del término humano.

El primer descenso notable que se puede ver es en 1936, año en el que comienza la Guerra Civil en España, fenómeno que para por completo la sociedad y que provoca que millones de españoles dejasen de tener hijos. Pasada la postguerra, se aprecia cierta recuperación de la natalidad, precisamente hasta 1978, en plena transición de una dictadura a una democracia burguesa. Esto, aunque pudo haber tenido muchas consecuencias positivas, en este campo fue trágico: hubo un descenso descontrolado hasta casi dos décadas después. Con la entrada del milenio, nos encontramos cierta subida, que se debe sobre todo a la inmigración, que no solo aumenta la población, sino que tiene muchos hijos, tal y como muestra la línea azul. El 2008 vuelve a suponer otro punto de inflexión: con la llegada de la crisis,  la gente joven deja de poder permitirse independizarse, tener un trabajo digno y poder tener una familia. Este contraste se nota especialmente en la población inmigrante.

Aunque hay un factor económico que es determinante, hay que tener en cuenta muchos otros cambios culturales y morales. En primer lugar, nos encontramos unos avances sanitarios que generalizan el uso de los anticonceptivos, además, el aborto se legaliza. También nos encontramos con la incorporación de la mujer al ámbito laboral, que ya no se ciñe exclusivamente a las labores de cuidados y de reproducción de la fuerza de trabajo a la que antes estaba destinada. El hecho de que la población vaya, progresivamente, superando las concepciones religiosas, también es un hecho a tener en cuenta, ya que son las comunidades religiosas las que más hijos tienen. Y no solo las católicas: también los musulmanes y los judíos, tal y como nos mostró con un estudio que realizó sobre la natalidad en Israel, mucho mayor en las familias de judíos ultraortodoxos.

Otra de sus gráficas nos muestra que se prevé que en el año 2057 el 45% de la población tendrá más de 60 años.  Esto supone multitud de problemas, como el aumento de la soledad en personas mayores; o una incapacidad para abordar los gastos en pensiones, sanidad y dependencia por parte del Estado. Además, habrá una fuerza laboral menguante y envejecida. Por suerte, este último efecto lo amortigua notablemente la inmigración, ya que, « Si no hubiese inmigración, España perdería la mitad de su población de aquí a final de siglo, y dos tercios de su población activa.»

Con estos y muchos más datos, el Sr. Macarrón nos deja con una visión incierta de nuestro futuro que nos hace replantearnos a dónde vamos como sociedad.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Suicidio Demográfico: Un reto existencial
Alejandro Macarrón
Ingeniero y consultor empresarial
Director de la Fundación Renacimiento Demografico
Autor de los libros «El suicidio demográfico de España» y «Suicidio demográfico en Occidente y medio mundo»

📆 17 de octubre
🕒 Cena: 20:20h Tertulia: 21h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid

Personas y organizaciones con propósito. El nuevo activismo del s. XXI

Personas y organizaciones con propósito. El nuevo activismo del s. XXI

El sentido que te lleva al éxito

Si otras sesiones del PEP han gustado por su carácter participativo, la de hoy, ha causado furor. Jaime Lobera, nuestro invitado del pasado jueves 10, ha tenido una larga carrera en el mundo del marketing, especialmente en empresas relacionadas con la alimentación (chocolate, queso, cerveza, cárnicas como Campofrío…), pero que también ha dejado huella en otros sectores como la banca o la automovilística al haber trabajado en la Asociación Española de Anunciantes. El medio por el que ha conseguido resultados tan eficientes no ha sido el convencional -ni el mindulness, ni coaching, ni lluvia de ideas…- sino que ha sido el debate. Si sostener una discusión -siempre desde el respeto- le obliga a uno a algo, es a justificar tus argumentos, darles una base sólida que resulte más convincente que la posición contrapuesta. Así, se procura que la decisión final sea la que realmente más peso tiene, la que está más cerca de la verdad y, por tanto, la que con mayor certeza saldrá victoriosa.

Ha sido, precisamente el debate, el que ha servido de hilo conductor de la sesión de hoy. Ya lo advirtió antes de comenzar su charla: «voy a hablar de estos temas, pero estoy completamente abierto a que me interrumpáis, a que me llevéis la contraria, a que generéis debates», nos retó Jaime.

Para abrir paso a una discusión, antes de todo, nos muestra un anuncio de Nike, en el que sale Colin Kaepernick, jugador de fútbol americano que fue suspendido por su equipo por, antes de un partido, protestar pacíficamente contra la brutalidad policial contra los afroamericanos. Frente a su rostro, se podía leer la frase: «Cree en algo. Incluso si implica perderlo todo.», que animaba a seguir los pasos del activista, a luchar por lo que creemos.

Esta campaña, lejos de tener una respuesta positiva, provocó la subida masiva de vídeos de estadounidenses quemando sus zapatillas de Nike, tratando de hacer un boicot a la multinacional. Pero esta pérdida de popularidad solo fue aparente: a las pocas semanas, los beneficios de Nike aumentaron considerablemente, gracias a gente que empezó a comprar sus productos. Esta táctica, que puede parecer muy arriesgada, realmente, fue ejecutada con total perspicacia. Nike lleva más de 30 años sacando anuncios con un trasfondo con cierta polémica, o hablando de un tema que ha causado cierta controversia, situándose al lado del más débil. «¿Qué os parece esta acción? ¿Es lícita?», nos preguntó Javier, ante lo que muchos colegiales se lanzaron a contestar:

«Tratar algo polémico es algo que para ellos está exento de carga moral. Simplemente lo hacen para que la gente hable de ellos, para darse a conocer.», dice Pablo.

«Les quemarán las zapatillas, pero bien que se ve su marca en los vídeos.», le da la razón Luís.

«Venderle a la gente que tiene que ser el mejor del mundo es un mensaje que puede resultar negativo.», comenta Arturo.

«Me parece mal, porque con ello fomentan que los deportistas se comporten de forma arriesgada y subversiva, solo para darse a conocer.», opina Paco.

«Me parece algo muy oportunista. Están tratando algo muy delicado, que afecta a miles de personas solo para vender.», añade Nico.

Así, nos encontramos que la respuesta a un anuncio puede ser muy dispar: gente que simplemente no simpatiza con el valor que defiende el anuncio; gente que lo aplaude; gente que lo ve una forma descarada de oportunismo e hipocresía, ya que, «mientras tratan de vendernos “X” valores sociales, están explotando a gente en el tercer mundo». Otros, sin embargo, aplaudían estas iniciativas, ya que  «al menos, están hablando de valores, cosa que hace 30 años no sucedía.»

Como se ha podido comprobar, esta noche no ha venido alguien a hablarnos sobre algo, sino que ha venido a hacernos pensar sobre ello, siendo él un mero guía, siguiendo los pasos de la mayéutica socrática.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

 

“Personas y organizaciones con propósito. El nuevo activismo del s. XXI”.
Jaime Lobera Crespo
Consultor senior de marketing y comunicaciones.

Ejecutivo con cerca de 25 años de experiencia exitosa en la industria de PG/FMCG que impulsa el crecimiento rentable de primera línea aprovechando la visión estratégica y la excelencia en la ejecución.
Orientado a mejorar continuamente los resultados del negocio con un alto enfoque en el trabajo en equipo, desafiando el statu quo y enfocándose en satisfacer las necesidades de los consumidores y clientes.
Habilidades comprobadas en transformación empresarial y excelencia en el diseño de estrategias de crecimiento.
Cambio radical de los planes de comunicación de las marcas, optimizando la asignación de presupuestos y entregando resultados impresionantes.
Varias veces galardonado como uno de los mejores profesionales de la industria española. Sus trabajos han sido elegidos como los mejores en su clase en muchas disciplinas: gestión de marca, efectividad publicitaria, excelencia en marketing, campañas digitales de primera clase y gestión de crisis.

📆 10 de octubre
🕒 Cena: 20:20h Tertulia: 21h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid

Libros: Menú Degustación

Libros: Menú Degustación

Habituar al hábito de la lectura

El pasado lunes, en el Colegio Mayor Santillana, recién acabada una riquísima cena, llegó el momento de otro tipo de degustación: una que alimente nuestras mentes. Dieta a la que, por cierto, el PEP nos está acostumbrando. El que nos ha servido hoy esta ración de sabiduría ha sido Javier Sánchez-Collado, profesor de filosofía y apasionado del teatro y de los libros. De esto último es de los que no viene hablar.

A decir verdad, pocos somos los que guardamos un buen recuerdo de esos profesores de Secundaria y Bachillerato (o BUP y COU, si esto lo está leyendo mi padre) que nos mandaban hasta tres libros de lectura obligatoria cada curso, por eso, puede ser que a algunos la charla de Javier no se le haya hecho muy grata. Sin embargo, este está lejos de ser este tipo de profesores, «aunque hace tiempo -nos cuenta- yo también cometí este error, hasta que me di cuenta de que con ello solo conseguía hacer de la lectura algo obligatorio, tedioso. Pero realmente, la literatura se aleja radicalmente de ello. La literatura es algo apasionante, que debe ser consumido por placer, y no por obligación. Obligando a leer solo se consigue que los jóvenes crezcan detestándola.” Además, pocos somos conscientes de los beneficios que la lectura proporciona: nos hace más creativos, más ágiles mentalmente, nos permite conocer otras experiencias, nos dé lecciones sobre la psicología humana -siendo Dostoievski un maestro en ello-, nos ayuda a desconectar… hay una lista interminable de las utilidades de la lectura, pero lo mejor es descubrirlo por uno mismo.

«Yo, por ejemplo, he consumido bibliotecas enteras en mis viajes en metro.»

«Hay un libro ideal para todo el mundo, ese que encienda la llama de la pasión por la lectura. Solo tenéis que descubrir cuál es. Una vez encontrado, no valen excusas, da igual que uno ande atareado: cuando encuentras ese libro, uno saca tiempo de donde sea para leerlo.» En este sentido, nos puede ayudar la adquisición de un hábito, determinar cuándo vamos a leer: antes de dormir, a la hora de la siesta (opción que, como buen español, no recomiendo), los fines de semana, en el metro… «Yo, por ejemplo, he consumido bibliotecas enteras en mis viajes en metro.»

Evidentemente, hay que empezar a leer poco a poco, pues es algo que requiere entrenamiento. Al fin y al cabo, a nadie se le va a ocurrir a poner a alguien que no ha hecho deporte nunca a correr la San Silvestre. El caso es que hay que leer, aunque sean quince minutos al día. Se trata de un hábito muy importante y provechoso. De hecho, hay estudios que demuestran que los lectores suelen alcanzar mayores éxitos en la vida.

Con todos estos argumentos, Javier no nos deja ninguna excusa para no leer. Sin embargo, ¿qué libro elegir? Para resolver este interrogante nos recomienda buscar a alguien que nos asesore, que nos recomiende libros, o conseguir nuestros propios recursos (buscar en páginas web, buscar críticos literarios…). Pero si aún así no encontramos ningún libro que nos guste, nos deja una larga lista de libros que nos recomienda, entre los que destacan:

  • Crimen y castigo: de Dostoievski, autor imprescindible.
  • El viaje de Jonás: literatura española exquisita.
  • Una letra femenina azul pálido: una de sus novelas favoritas, ambientada en el período entreguerras.
  • Los inconsolables: una novela magnífica, recibidora del Premio Nobel, aunque puede resultar algo compleja.
  • La visita de la vieja dama: para los entusiastas del teatro.
  • El valle de largo: compuesto por una novela y varios cuentos cortos, imprescindible de la Generación Perdida.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Libros: Menú degustación

Taller de animación a la lectura y de recomendación de libros en función de los gustos de cada persona.

JAVIER SÁNCHEZ-COLLADO
Especializado en actividades de difusión cultural entre jóvenes.
📆 7 de Octubre
🕒 21:45h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid
Del Temperamento al Carácter

Del Temperamento al Carácter

Cómo construir una vida

El pasado jueves 25 tuvimos una nueva sesión del Programa de Excelencia Personal en el Colegio Mayor. En está ocasión nos acompañó  Alfonso Aguiló, quien, a pesar de su formación como ingeniero, es especialmente conocido por sus labores en el ámbito educativo: actualmente es presidente de la Asociación Arenales y de la Confederación Española de Centros de Enseñanza. Todos estos años le han proporcionado un profundo conocimiento del desarrollo del ser humano y una gran experiencia, la cual ha venido a compartir con nosotros.

Su charla “Del temperamento al carácter” comenzó diferenciando entre estas dos cosas: el primero no lo elegimos, es algo que nos viene dado genéticamente; el segundo, en cambio, lo forjamos nosotros con nuestras propias decisiones.  Pero estas decisiones no las tomamos un par de veces para luego poder desentendernos de ellas, sino que tenemos que tomarlas a diario, y mantenerlas constantemente, convirtiéndolas en hábito, para no acabar en senderos equivocados. Hacer esto -no nos equivoquemos-, no nos garantiza una vida sin dificultades. Ninguna está exenta de ellas.

“No hay nadie que no se haya frustrado en algún momento, ni siquiera las personas más exitosas y talentosas que imaginemos.”

Esto sorprende creerlo, sobre todo si vemos dónde están ahora. Pero lo que les ha conducido al éxito no es la ausencia de vicisitudes, sino su tolerancia a ellas: en lugar de permitir que les hundan y que les dominen, han seguido esforzándose por lograr lo que desean, tomando las riendas de su vida. Aunque, claro está, lo más fácil es adoptar una posición victimista: creer la culpa es de los demás, que si las circunstancias hubiesen sido óptimas -que nunca lo son-, hubiésemos alcanzado nuestras metas.

Esta actitud, sin duda, está inspirada por la pereza. Ésta, en opinión de Alfonso, es una de las mayores torturas que se pueden sufrir, pues todo lo que hagamos nos va a suponer un gran coste y a causar un gran sufrimiento. Pero la pereza, ya lo decía Aristóteles, se cura trabajando, ya que la virtud costará menos cuanto más se practique. Precisamente por eso es tan importante adquirir ciertos hábitos desde que somos jóvenes: para tener una vida virtuosa sin que nos suponga un gran esfuerzo.

Podemos tener muchas habilidades, o una gran inteligencia, pero sin fuerza de voluntad, éstas no valen nada. Por eso, Alfonso le da importancia a la disciplina en las aulas: un niño que cumple órdenes, ya sea de sus profesores o de sus padres, al crecer será capaz de darse órdenes a sí mismo y de cumplirlas. Pero para darnos órdenes, es imprescindible hacer introspección: pararnos y hacer un diagnóstico de lo que no funciona en nuestra vida, de aquello que no nos gusta y quisiéramos cambiar.

Pero, además de la práctica, también es imprescindible la lectura: ya que ésta nos permite desarrollar nuestras propias ideas, y no tener ideas copiadas de otros, pues esto nos impide vivir nuestra propia vida.

También, basándose en Aristóteles, da una gran importancia a la templanza, que es precisamente lo que nos diferencia de los animales, lo que indica que hay algo entre el estímulo y la respuesta, que no nos movemos por simples instintos e impulsos. Nosotros, tenemos libertad: podemos controlar nuestros impulsos, haciendo no lo que nos apetezca sino lo que realmente es bueno para nosotros. Aunque, claro está, esto resulta muy arduo y requiere de un gran sacrificio. Un sacrificio que, sin duda, merece la pena, en tanto que nos permite tomar las riendas de nuestras vidas. Pero la templanza no repercute solo en nuestras vidas, sino también en la de nuestros seres queridos: salir de nuestros impulsos, de nosotros mismos, nos permite darnos a los demás: a nuestra familia, a nuestros amigos, a nuestros compañeros…

Sabido todo esto, conviene replantearse cómo estamos construyendo nuestra vida, y animarnos a realizar mayores sacrificios, porque, sin duda, todo esfuerzo merece la pena.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

DEL TEMPERAMENTO AL CARÁCTER
Alfonso Aguiló
Ingeniero de caminos, canales y puertos (1983) y PADE del IESE (2008).
Ha sido once años director del Colegio Tajamar (Madrid)
Actualmente es Presidente de la Red Educativa Arenales, que agrupa 26 centros de enseñanza en España, Portugal, Alemania, Estados Unidos y otros países.
Desde 2015 Presidente Nacional de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), que agrupa a un tercio de la enseñanza privada y concertada del país.
Ha publicado once libros sobre temas de educación y antropología, traducidos a diversos idiomas, así como más de trescientos artículos en diversas revistas y publicaciones.
Asesora a instituciones educativas en más de treinta países de Europa, Asia y América.

📆 26 de septiembre
🕒 Cena: 20:20h Tertulia: 21h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid

Scroll Up