¿Es posible utilizar la gamificación en un Colegio Mayor en Madrid?

¿Es posible utilizar la gamificación en un Colegio Mayor en Madrid?

¿Es posible y, sobre todo, es útil utilizar la gamificación en un Colegio Mayor en Madrid?

Todos los años, en torno al mes de junio, a punto de terminar el curso, hacemos un diseño estratégico del siguiente: marcamos los objetivos y desarrollamos las acciones que vamos a realizar para conseguirlos, así cómo el calendario de realización de las mismas. Hasta aquí todo bastante normal y estándar.

Este curso nos surgió una pregunta que nos costó bastante contestar:

¿Qué debe ofrecer un Colegio Mayor en Madrid a sus colegiales para que estos se impliquen en el mismo?
Sí, que se impliquen, ya que un colegial no solo es un cliente que recibe un servicio hotelero, sino que forma parte muy activa en la vida de un Colegio Mayor y necesitamos que todos nuestros colegiales se impliquen en el mismo.
Pero, ¿cómo conseguimos que un chico milenial, o de generación Z (o de lo que sean ahora) se motive y se implique?

Tras mucho darle vueltas, tuvimos una idea, ¿Por qué no usamos la gamificación? Sí, utilizar el juego como herramienta para conseguirlo. Y empezamos a darle forma.

Nuestra idea era que ellos vieran la vida en el Colegio Mayor como un juego en el que pueden ir sumando puntos para la consecución de un objetivo. Además, para que fuera más atractivo, le dimos una imagen muy parecida a los juegos de arcade y plataformas de los años 80, juegos tales como Donkey Kong, Super Mario Bross etc. Y así surgió nuestro gran juego:

El Level Up.

Pero, ¿Qué es el Level Up?
Un juego en el que todos los colegiales pueden ir subiendo niveles desde el 11 hasta el 1,  a través de la obtención de puntos, los cuales se consiguen mediante la asistencia, implicación, diseño y organización de planes colegiales, los cuales forman parte de nuestro Plan de Excelencia Personal.

Cada vez que uno de los colegiales sube de nivel recibe un premio, el cual va desde algo muy simbólico como puede ser una bolsa de chucherías, al premio máximo de alcanzar el Nivel 1, que es bautizar tu habitación con tu nombre y pasar a formar parte de la historia de Santillana. ¿Y a quién no le gustaría que una habitación de un Colegio Mayor en Madrid llevara su nombre? ¡Menudo orgullo!

Pues nos lanzamos a la aventura y lo pusimos en marcha al comenzar el curso 2019/2020. ¿Y el resultado? A fecha de enero del año 2020,

  • La participación de nuestros colegiales en los planes ha aumentado un 138%.
  • TODOS nuestros colegiales han participado en mayor en menor medida en los planes.
  • El colegial que lidera el ranking está ya en el Nivel 6, y tiene a tiro llegar al Nivel 1 y rebautizar su habitación.
  • La palabra Level Up se escucha por todos los rincones del Colegio Mayor, y ha pasado a formar parte de la vida de nuestros colegiales, los cuales la incluyen en muchas de sus conversaciones.

En definitiva, la gamificación ha supuesto una herramienta muy válida para motivar, implicar e incentivar a nuestros colegiales, por lo que seguiremos dando pasos en esta dirección y os invitamos a que probéis nuevas maneras de acercaros a los jóvenes actuales, los cuales solo necesitan que se les hable y motive de la manera que ellos desean, no de la manera que los más talluditos, como el que os escribe, lo haría.

Al fin y al cabo, lo que nos importa es conseguir nuestro objetivo, que no es otro que nuestros colegiales disfruten de una “Pura Vida Universitaria”.

Muchas gracias,

Héctor Trinidad
Héctor Trinidad – Colegio Mayor Santillana
@HectorTrinidadQ

Cómo es un Colegio Mayor por dentro

Cómo es un Colegio Mayor por dentro

¿Alguna vez te has preguntado cómo es un colegio mayor por dentro? Cuando uno decide que es el momento de dar un paso adelante en su vida y emprende su aventura universitaria en Madrid, tiene que plantearse decisiones que pueden marcar grandes diferencias en su futuro, una de ellas: ¿Dónde vivo?

Enseguida surge la opción de buscar un piso y nos dirigimos a uno de esos portales de alquiler, vemos miles de fotos, comparamos precios, observamos la zona, el barrio, la distancia a la universidad, solicitamos una visita y… – Necesitas un aval de tus padres –, – no alquilo a estudiantes porque hacéis fiestas – ,– ¿Solo vas a quedarte un año? –

Podría citar muchas más frases que seguro que más de uno recuerda, pero mejor te lanzo una pregunta: ¿Te has planteado vivir en un colegio mayor o en una residencia universitaria?

Comenzaremos por lo más visual, las fotos del Colegio Mayor, pero como no nos conformábamos con poner unas cuantas imágenes de las instalaciones, hemos decidido realizar un minucioso TOUR VIRTUAL, para que puedas utilizar el móvil o tu ordenador al más puro estilo <> y caminar por dentro.

 

Explora cada zona común, las instalaciones deportivas, las habitaciones, el comedor.

Voy a ser paciente y esperaré tranquilamente a que devores cada rincón; no te preocupes, te espero.

(…)

(…)

Ahora que ya lo has visto todo, o casi todo, y que hemos presumido de tener una de las mejores instalaciones en cuanto a colegios mayores en Madrid, te explicamos lo que verdaderamente diferencia a una residencia universitaria o un colegio mayor como Santillana, de un piso o de una residencia de estudiantes: su plan formativo.

En Santillana no solo formamos excelentes estudiantes, formamos excelentes personas

Esta frase no es solo un claim o un slogan, es mucho más, es nuestro valor añadido, es nuestra razón de ser.

Para alcanzar esta meta hemos diseñado e implementado el Programa de Excelencia Personal [HÉROE]. Un programa de formación en valores para el desarrollo personal y profesional de nuestros universitarios.

De esta forma pretendemos ser un espacio en el que se respiren valores tales como la responsabilidad, el compromiso, la solidaridad y la mejora continua, con un gran objetivo que es nuestra piedra angular: no sólo formar buenos estudiantes, formar buenas personas.

Pero te preguntarás: ¿Cómo conseguimos esto?

Todo se hace realidad mediante una serie de elementos formativos en los que los colegiales pueden participar, que son los siguientes:

  • Charlas, talleres y actividades formativas semanales.
  • Tutorías individuales y personalizadas.
  • Comisiones de solidaridad, deporte, vida colegial, cultura y festejos.
  • Actividades, convivencias, viajes, campos de trabajo, congresos, etc.
  • Clubs de debate, de economía, de comunicación etc. además de un coro colegial.
  • Becas y prácticas profesionales para veteranos.

En definitiva, queremos que los jóvenes aprendan estudiando, haciendo, sintiendo, viviendo, organizando y liderando.

Puedes descubrir mucho más sobre el plan formativo los servicios que ofrece el colegio mayor Santillana en el siguiente documento: DOSIER INFORMATIVO DEL COLEGIO MAYOR SANTILLANA.

Ahora que ya conoces cómo es un colegio mayor por dentro, tanto en instalaciones y servicios como en formación, podemos decir que la idea principal de todas estas actividades, programas, valores e ideales tiene un objetivo común y no es otro que disfrutar de una PURA VIDA UNIVERSITARIA.

Salvador Parrilla

Autor: Salvador Parrilla
Responsable de Comunicación 

Reforzando la figura del Colegio Mayor en Madrid

Reforzando la figura del Colegio Mayor en Madrid

El pasado miércoles 20 de noviembre, la Asociación de Colegios Mayores de Madrid organizó unas jornadas de comunicación en el Colegio Mayor Berrospe convocando a todos los responsables de esta área para conocernos entre todos y formar así un mayor sentido de pertenencia a un movimiento que, en ocasiones, parece estar en peligro de extinción.

La figura del Colegio Mayor Universitario está perdiendo cada vez más presencia en la ciudad de Madrid a causa de las residencias que se autodenominan universitarias sin tener muy en cuenta el verdadero sentido de esta palabra.

El origen del Colegio Mayor surgió por la sed de conocimientos de los estudiantes universitarios y la necesidad de continuar su formación en su casa, en su residencia, en contraposición de vivir en la soledad de un piso. Comenzó así a diferenciarse mediante actividades tales como tertulias conjuntas sobre temas de actualidad, talleres, actividades culturales, viajes y convivencias, actos académicos y deporte en conjunto.

En la jornada organizada por la Asociación pudimos descubrir diferentes puntos de vista y poner en común nuestros puntos fuertes y débiles a la hora de comunicar las necesidades formativas que existen y las dificultades que nos encontramos en este campo.

La responsable de comunicaciones de la asociación, Yasury Romero, nos dio a todos los asistentes una clase magistral sobre las nuevas tendencias, herramientas para mejorar el uso de las redes sociales, horarios de publicaciones y sobre todo, y en mi opinión lo más importante, la idea de comenzar a <<hacer piña>> entre nosotros y apoyarnos en todas las actividades que hagamos mutuamente para darles visibilidad, ya que solo así resaltará de nuevo la figura del Colegio Mayor en el más puro estilo universitario, y no en el que los medios de comunicación se hacen eco, dando la imagen de un lugar de fiesta y novatadas.

Porque los colegios mayores son mucho más que eso, son lugares donde compartir conocimientos, donde crecer como personas y donde ampliar los círculos y la perspectiva sobre nuestro entorno.

Finalizamos la sesión comiendo todos juntos con el deseo de volver a vernos pronto y de organizar sesiones como esta de forma mucho más habitual.

Muchas gracias a la Asociación de Colegios Mayores de Madrid por organizarla, y al Colegio Mayor Berrospe por recibirnos, ha sido un placer.

Salvador Parrilla

Autor: Salvador Parrilla
Responsable de Comunicación 

Cuaderno de Bitácora del viaje de veteranos

Cuaderno de Bitácora del viaje de veteranos

Bitácora sobre el viaje de veteranos del Colegio Mayor Santillana

Como cada año en el mes de octubre, el Colegio Mayor Santillana celebra el tradicional Viaje de veteranos para celebrar la continuidad de aquellos colegiales que ya han estado más de un año en nuestra residencia universitaria.

Como compensación a esta promoción, el Colegio Mayor hace una escapada a un destino fuera de Madrid, en ocasiones, cuanto más lejos mejor.
En este curso 2019/20, el destino elegido fue las islas canarias.

Antes de llegar a Canarias, lo primera imagen que me llegaba eran los colores de su bandera. Y eso es en lo que piensa la mayoría de gente cuando piensa en Canarias. Blanco por la espuma  de sus olas, que acarician sus orillas a diario; azul, por el agua, que rodea a cada una de sus islas y por el cielo; por último, el amarillo, representando al Sol (y puede que también a los plátanos), siempre presente en el archipiélago.

Sin embargo, tras irme, los colores que se me hubieran quedado grabados en los ojos si estos tuvieran memoria serían el negro, el verde, y el azul.

El negro, en primer lugar. Que se refleja sobre su pasado, su presente y su futuro. Recuerda al origen volcánico de la isla, a la era  de caos y agitación de milenios atrás y que hoy han desembocado en una profunda calma, que se sustenta sobre una gran base de basalto, que sirve, principalmente, para recordar su carácter volcánico y para darle a las islas esos tonos tan negruzcos y esos matices que permanecerán allí por siglos. Un color oscuro que culmina en el Teide, que preside todo Tenerife, como quisiéndole recordar de dónde viene.

Pero, a pesar de los tonos tan apagados que predominan en la isla, la impresión que causa la isla está lejos de ser lúgubre. Más bien, todo lo contrario, gracias a la quietud de todo lo que ocurre allí, por la bondad de sus gentes, por los distintos colores de sus casas, esparcidas por todo el terreno. Pero el principal contraste  frente a estos tonos oscuros los ofrecen todos los tonos de verde, de la rica vegetación repartida por el archipiélago. Un verde que, aunque se concentre en algunos rincones, nos deslumbra por su densidad, por su flora tan variada y tan distinta a la que estamos acostumbrados a ver en la península.

El azul sería el único color que hubiera respetado de la bandera. ¿Y cómo no hacerlo? Es imposible no poder acordarse de todos los tonos de azul que encontramos en el cielo, que van variando a lo largo del día y que, en el horizonte se funden con los otros azules del mar.

Habiendo transmitido al lector cuáles son los colores -y las imágenes- que predominan en la isla,  creo que ya puedo pasar a narrar nuestros días pasados allí. Así que, a continuación exponemos el «Cuaderno de Bitácora» que se escribió durante aquellos días.

Tenerife 31/10/19

Primer amanecer en Tenerife, más tardío de lo que solemos estar acostumbrados en la península. Los buenos días no solo nos los da el sol Canario, con sus 26 grados que tanto se agradecen en octubre, sino también el desayuno de Don Alfonso, que nos han llenado de energía para el día de hoy.
Y es que el SiamPark requiere una buena dosis de proteína, para poder resistir sus raudos y trepidantes toboganes, que, con razón han llevado al parque a estar entre los 5 mejores parques acuáticos de Europa.
Allí pasamos el día, entre chapuzones y gritos de emoción, para acabar despidiéndolo con la vista del atardecer en la Playa de los Cristianos.

Tenerife / La Gomera 01/11/19

Comenzamos el día temprano. Muy temprano. Ni siquiera estaba el Sol presente para darnos los buenos días.
De hecho, a lo largo del día lo íbamos a echar de menos, ya que la bruma de La Gomera nos impidió verlo. Una bruma que nos esperaba en los más altos montes de la isla, en el Parque Nacional de Garajonay, con su flora milenaria.
Parque al que accedimos en un ferry, que nos permitió surcar las aguas del Atlántico para llegar a este paraíso tropical.
Para continuar con el jolgorio, ya emocional, al caer la noche, Arturo nos obsequió con un cóctel que no puede ser más canario, el Kraken. Mientras los degustábamos, realizamos una dinámica que nos permitiría conocer nuestras fortalezas, nuestras virtudes y como mejorarlas. Con esto no pudo haber mejor forma de acabar el día.
¿Alguien me ha preguntado quien fue la guía? Por supuesto! IsabelDora

Tenerife / El Teide 02/11/19

La jornada de hoy sería especialmente cansada, y no concretamente por el madrugón, sino por el largo viaje que llevamos a cabo, dirección al Teide.
Pero antes de lanzarnos en esta aventura, fuimos a los Acantilados de los Gigantes, cuyo nombre explicita su inmenso tamaño.
Tras contemplarlos, nos dispusimos a subir el gran volcán que domina toda la isla. Comenzamos a subirlo por su cara sur, atravesando sus cordilleras marcadas por sus distintos tonos de negro y verde.
A causa del viento no pudimos conquistar su cima, pero estuvimos explorando su ladera, perdiéndonos entre sus páramos desérticos. Allí nos adentramos entre rocas y rocas, que daban la sensación de estar en otro planeta.
Luego fuimos al Centro de Interpretación del Parque Nacional del Teide, donde nos explicaron el origen del Teide, y cómo a partir de unos cuantos volcanes surgieron siete islas que componen el archipiélago canario.
Al regresar volvimos por su cara norte, por el valle de la Orotava, una ladera inmensa cubierta de un manto verde y por un gran pueblo, esparcido a lo largo y ancho de toda la ladera. Allí pudimos disfrutar de su cerveza y de sus gentes durante un tiempo.
Finalmente llegamos al Albergue, donde cenamos y vimos la película de «El indomable Will Hunting», que nos ofrecía una interesante reflexión sobre que no basta con tener talento, sino que hay que ponerlo en marcha con el compromiso.

Tenerife / La Laguna 03/11/19

El día de la despedida, disfrutamos del último desayuno alborotados entre maletas y duchas a última hora y nos dispusimos a hacer carretera rumbo al norte de la isla.
Una vez aparcadas las furgonetas en San Cristobal de la Laguna, pudimos disponer de unas horas libres por el soleado pueblo canario.
Tras tapear un poco, comprar souvenires, y pasear por sus calles, a las 13h nos esperaba Don Alfonso en lo alto del altar de la Catedral para dar la misa, una experiencia inolvidable.
Terminamos el día, y nuestro viaje, comiendo todos juntos en el restaurante Por Favor Tasca y realizando una dinámica en medio de la calle que no dejó a nadie indiferente, sobre todo a los viandantes de la zona.
Subimos al avión y pusimos fin a mil anécdotas que han servido para unir más a nuestra familia Santillana.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Un día en familia

Un día en familia

Ver todas las fotos

El pasado sábado 19 de octubre se celebró en el Colegio Mayor Santillana la Jornada de puertas abiertas. ¿En Octubre? ¿No es un poco tarde? Desde luego que no. Si la celebramos en esta fecha y no a primeros de septiembre es, precisamente, porque queremos que las familias de nuestros residentes vean, con el curso ya en marcha, cómo se han adaptado sus hijos a la vida del Mayor, desvaneciendo todo tipo de preocupación a este respecto, al encontrarse tan lejos de su hogar. Además, también pudieron darse cuenta del cambio de mentalidad que sufrieron en tan poco tiempo, al introducirse en las dinámicas de Santillana.

A continuación, pasamos a desglosar las jornadas en las distintas actividades que se realizaron:

12:00. Misa con el coro colegial

Para las familias creyentes, realizamos una misa impartida por Don Alfonso, que además fue amenizada por el coro de Santillana, que, a pesar de tener un solo mes de vida, ya suena satisfactoriamente.

13:00. Sesión Proyectar la vida a tiempo

Charla que ya es prácticamente un clásico en Santillana, y que es impartida por Jerónimo Fumanal, subdirector del colegio El Prado y antiguo residente. Con ella, Jero nos lanzó un mensaje que caló de lleno tanto en los colegiales como en los padres. Nos concienció de que

14:00. Comida

Aprovechando el buen tiempo, estuvimos comiendo todos juntos en el patio interior de Santillana, en el que disfrutamos de todo tipo de platos, pero, lo que es más importante, de una gran compañía. Aquí los colegiales aprovechamos para presentar nuestros amigos a nuestras familias, y para que estas se conozcan entre ellas, fortaleciendo nuestros lazos de amistad. También se tuvimos oportunidad para que nuestros tutores conociesen a nuestras familias, ya que estos serían nuestra principal figura de referencia dentro de Santillana, y siempre resulta positivo que nuestra familia le conozca.

15:30. Show must go on

Tras un rico café que ayudase a bajar el atracón, todos volvimos a la sala de estar. Esta vez para pasar un rato más distendido, en el que los colegiales demostrasen sus talentos ante todos, mientras se alternaban con Héctor para contar resumidamente todo lo que se hace en Santillana.

En primer lugar, Fernando explicó en qué consistía el PEP, cómo se desarrollaba y qué objetivos perseguía. Tras él, entraron en acción Juanvi y Nico, que reprodujeron un sketch del cómico -y vecino nuestro, por cierto- José Mota.

A continuación se habló de las sesiones formativas que tienen lugar dos veces a la semana. Volviendo a retomar el humor, llegó Samuel, que nos obsequió con un monólogo que hace una divertida reflexión sobre la vida.

Hablando de vida, se aprovechó para hablar de las cinco comisiones, que son  el pilar sobre el que se sostiene la vida en Santillana. Aquí cada jefe de comisión, que son Jorge (Deporte), Jaime (Cultura), Samuel (Festejos), Pablo (Vida Colegial) y Jorge (Solidaridad), hablaron de cada una de sus comisiones, los planes que había hecho hasta el momento cada una de ellas y los beneficios que reporta participar en plan de comisión, organizarlo y ser jefe de una comisión. Todos coincidieron en que, por diversos motivos, estas tres tareas son muy enriquecedoras. Pero si estas nos parecen enriquecedoras, ya no hablemos de la canción de Fran y Miguel, que, tocando piano y violín respectivamente, nos dieron el mejor obsequio posible para nuestros oídos. Luego, aunque no con un timbre de voz tan agradable como el sonido del violín de Miguel, Héctor nos contó cómo funcionan las becas de colaboración, que, además del aporte económico resultan de lo más formativas. Para explicárnoslo se apoyó en Miguel Osuna, becario del colegio, que apenas podía contenerse por la emoción que le causaba esta oportunidad que se le brindaba.

Pero él no fue el único que no pudo contenerse en la velada. Tampoco pudimos nosotros con los chistes de Rafa, Carlos, Curro, Jose y Gonzalo, quienes desplegaron un repertorio de chistes de lo más jocosos y simpáticos y que desencadenaron grandes carcajadas.

Entonces llegó el momento de otro mensaje de Héctor en el que nos animó a pensar siempre en positivo. Seguido de esto, apareció Pablo, que nos brindó un solo de guitarra que daría pie al Level-up¸ proyecto iniciado por Salva Parrilla que pretende incentivar a los colegiales y recompensarles por participar en la vida del Colegio Mayor. Recompensa que sin duda merece Samuel, que nos hizo un bis y nos regaló otro número de humor.

Antes de despedirnos, no podíamos dejar sin presentar a otra pieza fundamental de Santillana: los tutores. Estos fueron presentados uno por uno y pudieron obsequiar a sus tutorandos veteranos con la sudadera oficial de Santillana.

Así, alternando entre mini-coloquios, música y humor, se nos pasaron dos horas volando, que nos dejaron un dulce recuerdo además de un profundo conocimiento de lo que supone residir en Santillana.

De este modo, la jornada llegó a su fin a las 17:30, con puntualidad británica y dejando a todos nuestros colegiales y a sus respectivas familias más que satisfechas.

 

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

El Colegio de fomento Montecastelo visita Santillana

El Colegio de fomento Montecastelo visita Santillana

El pasado jueves tuvimos el placer de recibir en el Colegio Mayor Santillana, a los alumnos del Colegio de fomento Montecastelo.
Procedentes de Vigo, visitaron Madrid para conocer la Universidad Villanueva y los diferentes grados para aquellos alumnos interesados en cursar sus estudios universitarios en la capital.

Así, los residentes del Colegio Mayor, estuvimos frente a más de cuarenta jóvenes deseosos de conocer nuestro colegio y de que les resolviésemos sus dudas sobre este, para averiguar si podrían encajar en Santillana.

 Santillana no busca gente que venga a Madrid a estar «a su bola» y a salir de fiesta a diario

Naturalmente, fuimos plenamente sinceros con ellos. No quisimos venderles el Colegio Mayor como un lugar idílico, en el que todo el mundo disfruta, para que dentro de uno, dos o tres años, recibamos decenas de solicitudes de residencia de los alumnos vigueses. No lo hicimos porque sabemos con toda certeza que Santillana no es un sitio para todo el mundo. Este mensaje, lejos de toda altivez, no pretende dar la imagen de Santillana como un lugar elitista al que solo puedan acceder los estudiantes más brillantes. Para nada. Lo que quisimos dar a entender es que, Santillana no busca gente que venga a Madrid a estar «a su bola» y a salir de fiesta a diario. «Si lo que quieres esto -dice un residente-, lo mejor es que te busques otro sitio en el que vivir». Santillana está lejos de ser un sitio al que la gente venga a tener ese tipo de vida, pues se fundamenta sobre otros pilares: el ambiente familiar y el desarrollo personal.

Por eso, advertimos desde el primer momento de que, al elegir vivir en Santillana, estás eligiendo crecer personalmente, en todos los sentidos. Para desglosar todo lo que esto supone, les explicamos, en primer lugar, en qué consisten las charlas del PEP que recibimos todos los lunes y jueves. También de las cinco comisiones que tenemos en Santillana: vida colegial, festejos, deportes, cultura y solidaridad, las cuales se encargan de sacar planes -al menos uno por semana cada comisión- de las que puedan participar los colegiales. Por poner algún ejemplo, durante este curso se han encargado de organizar visitas al teatro, viajes a Ávila, torneos de tenis, charlas formativas de diversos temas… planes que, por cierto, no pueden salir adelante de no ser por los colegiales. Por ello, se apela a la iniciativa de todos ellos, para que saquen planes y muevan a sus amigos, con lo que conseguimos potenciar diversas habilidades: sociales, comunicativas, organizativas… También aclaramos que Santillana es un sitio en el que están tajantemente prohibidas las novatadas, temática que preocupa especialmente a algunos.

Centrándonos ya en lo material, hablamos de la comida y de las instalaciones. La primera es casera e inmejorable, que hará que no eches de menos las comidas de tu hogar. En cuanto a las instalaciones, estamos dotados de todo tipo de facilidades para favorecer el ocio y el estudio de los residentes: contamos con campo de fútbol, de tenis, piscina y gimnasio; una biblioteca y una sala de estudio; dos salas de estar en las que pasar tiempo juntos; un salón de actos con cine incorporado para desarrollar nuestro lado más cinéfilo, y una sala de música con toda clase de instrumentos para los más melómanos; una sala de radio… y un sin fin de lugares que harán que tu vida en Santillana no solo sea excelente respecto a lo formativo, sino también en torno al ocio.

Con todo lo dicho, dejamos claro a los alumnos de Montecastelo que si para ellos es una preferencia, además de lo académico, alcanzar la excelencia en todos los ámbitos de su vida, Santillana es el mejor sitio al que pueden acudir.

Muchas gracias por habernos visitado, y esperamos veros pronto.

Atentamente:

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Scroll Up