Cuaderno de Bitácora del viaje de veteranos

Cuaderno de Bitácora del viaje de veteranos

Bitácora sobre el viaje de veteranos del Colegio Mayor Santillana

Como cada año en el mes de octubre, el Colegio Mayor Santillana celebra el tradicional Viaje de veteranos para celebrar la continuidad de aquellos colegiales que ya han estado más de un año en nuestra residencia universitaria.

Como compensación a esta promoción, el Colegio Mayor hace una escapada a un destino fuera de Madrid, en ocasiones, cuanto más lejos mejor.
En este curso 2019/20, el destino elegido fue las islas canarias.

Antes de llegar a Canarias, lo primera imagen que me llegaba eran los colores de su bandera. Y eso es en lo que piensa la mayoría de gente cuando piensa en Canarias. Blanco por la espuma  de sus olas, que acarician sus orillas a diario; azul, por el agua, que rodea a cada una de sus islas y por el cielo; por último, el amarillo, representando al Sol (y puede que también a los plátanos), siempre presente en el archipiélago.

Sin embargo, tras irme, los colores que se me hubieran quedado grabados en los ojos si estos tuvieran memoria serían el negro, el verde, y el azul.

El negro, en primer lugar. Que se refleja sobre su pasado, su presente y su futuro. Recuerda al origen volcánico de la isla, a la era  de caos y agitación de milenios atrás y que hoy han desembocado en una profunda calma, que se sustenta sobre una gran base de basalto, que sirve, principalmente, para recordar su carácter volcánico y para darle a las islas esos tonos tan negruzcos y esos matices que permanecerán allí por siglos. Un color oscuro que culmina en el Teide, que preside todo Tenerife, como quisiéndole recordar de dónde viene.

Pero, a pesar de los tonos tan apagados que predominan en la isla, la impresión que causa la isla está lejos de ser lúgubre. Más bien, todo lo contrario, gracias a la quietud de todo lo que ocurre allí, por la bondad de sus gentes, por los distintos colores de sus casas, esparcidas por todo el terreno. Pero el principal contraste  frente a estos tonos oscuros los ofrecen todos los tonos de verde, de la rica vegetación repartida por el archipiélago. Un verde que, aunque se concentre en algunos rincones, nos deslumbra por su densidad, por su flora tan variada y tan distinta a la que estamos acostumbrados a ver en la península.

El azul sería el único color que hubiera respetado de la bandera. ¿Y cómo no hacerlo? Es imposible no poder acordarse de todos los tonos de azul que encontramos en el cielo, que van variando a lo largo del día y que, en el horizonte se funden con los otros azules del mar.

Habiendo transmitido al lector cuáles son los colores -y las imágenes- que predominan en la isla,  creo que ya puedo pasar a narrar nuestros días pasados allí. Así que, a continuación exponemos el “Cuaderno de Bitácora” que se escribió durante aquellos días.

Tenerife 31/10/19

Primer amanecer en Tenerife, más tardío de lo que solemos estar acostumbrados en la península. Los buenos días no solo nos los da el sol Canario, con sus 26 grados que tanto se agradecen en octubre, sino también el desayuno de Don Alfonso, que nos han llenado de energía para el día de hoy.
Y es que el SiamPark requiere una buena dosis de proteína, para poder resistir sus raudos y trepidantes toboganes, que, con razón han llevado al parque a estar entre los 5 mejores parques acuáticos de Europa.
Allí pasamos el día, entre chapuzones y gritos de emoción, para acabar despidiéndolo con la vista del atardecer en la Playa de los Cristianos.

Tenerife / La Gomera 01/11/19

Comenzamos el día temprano. Muy temprano. Ni siquiera estaba el Sol presente para darnos los buenos días.
De hecho, a lo largo del día lo íbamos a echar de menos, ya que la bruma de La Gomera nos impidió verlo. Una bruma que nos esperaba en los más altos montes de la isla, en el Parque Nacional de Garajonay, con su flora milenaria.
Parque al que accedimos en un ferry, que nos permitió surcar las aguas del Atlántico para llegar a este paraíso tropical.
Para continuar con el jolgorio, ya emocional, al caer la noche, Arturo nos obsequió con un cóctel que no puede ser más canario, el Kraken. Mientras los degustábamos, realizamos una dinámica que nos permitiría conocer nuestras fortalezas, nuestras virtudes y como mejorarlas. Con esto no pudo haber mejor forma de acabar el día.
¿Alguien me ha preguntado quien fue la guía? Por supuesto! IsabelDora

Tenerife / El Teide 02/11/19

La jornada de hoy sería especialmente cansada, y no concretamente por el madrugón, sino por el largo viaje que llevamos a cabo, dirección al Teide.
Pero antes de lanzarnos en esta aventura, fuimos a los Acantilados de los Gigantes, cuyo nombre explicita su inmenso tamaño.
Tras contemplarlos, nos dispusimos a subir el gran volcán que domina toda la isla. Comenzamos a subirlo por su cara sur, atravesando sus cordilleras marcadas por sus distintos tonos de negro y verde.
A causa del viento no pudimos conquistar su cima, pero estuvimos explorando su ladera, perdiéndonos entre sus páramos desérticos. Allí nos adentramos entre rocas y rocas, que daban la sensación de estar en otro planeta.
Luego fuimos al Centro de Interpretación del Parque Nacional del Teide, donde nos explicaron el origen del Teide, y cómo a partir de unos cuantos volcanes surgieron siete islas que componen el archipiélago canario.
Al regresar volvimos por su cara norte, por el valle de la Orotava, una ladera inmensa cubierta de un manto verde y por un gran pueblo, esparcido a lo largo y ancho de toda la ladera. Allí pudimos disfrutar de su cerveza y de sus gentes durante un tiempo.
Finalmente llegamos al Albergue, donde cenamos y vimos la película de “El indomable Will Hunting”, que nos ofrecía una interesante reflexión sobre que no basta con tener talento, sino que hay que ponerlo en marcha con el compromiso.

Tenerife / La Laguna 03/11/19

El día de la despedida, disfrutamos del último desayuno alborotados entre maletas y duchas a última hora y nos dispusimos a hacer carretera rumbo al norte de la isla.
Una vez aparcadas las furgonetas en San Cristobal de la Laguna, pudimos disponer de unas horas libres por el soleado pueblo canario.
Tras tapear un poco, comprar souvenires, y pasear por sus calles, a las 13h nos esperaba Don Alfonso en lo alto del altar de la Catedral para dar la misa, una experiencia inolvidable.
Terminamos el día, y nuestro viaje, comiendo todos juntos en el restaurante Por Favor Tasca y realizando una dinámica en medio de la calle que no dejó a nadie indiferente, sobre todo a los viandantes de la zona.
Subimos al avión y pusimos fin a mil anécdotas que han servido para unir más a nuestra familia Santillana.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Un día en familia

Un día en familia

Ver todas las fotos

El pasado sábado 19 de octubre se celebró en el Colegio Mayor Santillana la Jornada de puertas abiertas. ¿En Octubre? ¿No es un poco tarde? Desde luego que no. Si la celebramos en esta fecha y no a primeros de septiembre es, precisamente, porque queremos que las familias de nuestros residentes vean, con el curso ya en marcha, cómo se han adaptado sus hijos a la vida del Mayor, desvaneciendo todo tipo de preocupación a este respecto, al encontrarse tan lejos de su hogar. Además, también pudieron darse cuenta del cambio de mentalidad que sufrieron en tan poco tiempo, al introducirse en las dinámicas de Santillana.

A continuación, pasamos a desglosar las jornadas en las distintas actividades que se realizaron:

12:00. Misa con el coro colegial

Para las familias creyentes, realizamos una misa impartida por Don Alfonso, que además fue amenizada por el coro de Santillana, que, a pesar de tener un solo mes de vida, ya suena satisfactoriamente.

13:00. Sesión Proyectar la vida a tiempo

Charla que ya es prácticamente un clásico en Santillana, y que es impartida por Jerónimo Fumanal, subdirector del colegio El Prado y antiguo residente. Con ella, Jero nos lanzó un mensaje que caló de lleno tanto en los colegiales como en los padres. Nos concienció de que

14:00. Comida

Aprovechando el buen tiempo, estuvimos comiendo todos juntos en el patio interior de Santillana, en el que disfrutamos de todo tipo de platos, pero, lo que es más importante, de una gran compañía. Aquí los colegiales aprovechamos para presentar nuestros amigos a nuestras familias, y para que estas se conozcan entre ellas, fortaleciendo nuestros lazos de amistad. También se tuvimos oportunidad para que nuestros tutores conociesen a nuestras familias, ya que estos serían nuestra principal figura de referencia dentro de Santillana, y siempre resulta positivo que nuestra familia le conozca.

15:30. Show must go on

Tras un rico café que ayudase a bajar el atracón, todos volvimos a la sala de estar. Esta vez para pasar un rato más distendido, en el que los colegiales demostrasen sus talentos ante todos, mientras se alternaban con Héctor para contar resumidamente todo lo que se hace en Santillana.

En primer lugar, Fernando explicó en qué consistía el PEP, cómo se desarrollaba y qué objetivos perseguía. Tras él, entraron en acción Juanvi y Nico, que reprodujeron un sketch del cómico -y vecino nuestro, por cierto- José Mota.

A continuación se habló de las sesiones formativas que tienen lugar dos veces a la semana. Volviendo a retomar el humor, llegó Samuel, que nos obsequió con un monólogo que hace una divertida reflexión sobre la vida.

Hablando de vida, se aprovechó para hablar de las cinco comisiones, que son  el pilar sobre el que se sostiene la vida en Santillana. Aquí cada jefe de comisión, que son Jorge (Deporte), Jaime (Cultura), Samuel (Festejos), Pablo (Vida Colegial) y Jorge (Solidaridad), hablaron de cada una de sus comisiones, los planes que había hecho hasta el momento cada una de ellas y los beneficios que reporta participar en plan de comisión, organizarlo y ser jefe de una comisión. Todos coincidieron en que, por diversos motivos, estas tres tareas son muy enriquecedoras. Pero si estas nos parecen enriquecedoras, ya no hablemos de la canción de Fran y Miguel, que, tocando piano y violín respectivamente, nos dieron el mejor obsequio posible para nuestros oídos. Luego, aunque no con un timbre de voz tan agradable como el sonido del violín de Miguel, Héctor nos contó cómo funcionan las becas de colaboración, que, además del aporte económico resultan de lo más formativas. Para explicárnoslo se apoyó en Miguel Osuna, becario del colegio, que apenas podía contenerse por la emoción que le causaba esta oportunidad que se le brindaba.

Pero él no fue el único que no pudo contenerse en la velada. Tampoco pudimos nosotros con los chistes de Rafa, Carlos, Curro, Jose y Gonzalo, quienes desplegaron un repertorio de chistes de lo más jocosos y simpáticos y que desencadenaron grandes carcajadas.

Entonces llegó el momento de otro mensaje de Héctor en el que nos animó a pensar siempre en positivo. Seguido de esto, apareció Pablo, que nos brindó un solo de guitarra que daría pie al Level-up¸ proyecto iniciado por Salva Parrilla que pretende incentivar a los colegiales y recompensarles por participar en la vida del Colegio Mayor. Recompensa que sin duda merece Samuel, que nos hizo un bis y nos regaló otro número de humor.

Antes de despedirnos, no podíamos dejar sin presentar a otra pieza fundamental de Santillana: los tutores. Estos fueron presentados uno por uno y pudieron obsequiar a sus tutorandos veteranos con la sudadera oficial de Santillana.

Así, alternando entre mini-coloquios, música y humor, se nos pasaron dos horas volando, que nos dejaron un dulce recuerdo además de un profundo conocimiento de lo que supone residir en Santillana.

De este modo, la jornada llegó a su fin a las 17:30, con puntualidad británica y dejando a todos nuestros colegiales y a sus respectivas familias más que satisfechas.

 

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

El Colegio de fomento Montecastelo visita Santillana

El Colegio de fomento Montecastelo visita Santillana

El pasado jueves tuvimos el placer de recibir en el Colegio Mayor Santillana, a los alumnos del Colegio de fomento Montecastelo.
Procedentes de Vigo, visitaron Madrid para conocer la Universidad Villanueva y los diferentes grados para aquellos alumnos interesados en cursar sus estudios universitarios en la capital.

Así, los residentes del Colegio Mayor, estuvimos frente a más de cuarenta jóvenes deseosos de conocer nuestro colegio y de que les resolviésemos sus dudas sobre este, para averiguar si podrían encajar en Santillana.

 Santillana no busca gente que venga a Madrid a estar «a su bola» y a salir de fiesta a diario

Naturalmente, fuimos plenamente sinceros con ellos. No quisimos venderles el Colegio Mayor como un lugar idílico, en el que todo el mundo disfruta, para que dentro de uno, dos o tres años, recibamos decenas de solicitudes de residencia de los alumnos vigueses. No lo hicimos porque sabemos con toda certeza que Santillana no es un sitio para todo el mundo. Este mensaje, lejos de toda altivez, no pretende dar la imagen de Santillana como un lugar elitista al que solo puedan acceder los estudiantes más brillantes. Para nada. Lo que quisimos dar a entender es que, Santillana no busca gente que venga a Madrid a estar «a su bola» y a salir de fiesta a diario. «Si lo que quieres esto -dice un residente-, lo mejor es que te busques otro sitio en el que vivir». Santillana está lejos de ser un sitio al que la gente venga a tener ese tipo de vida, pues se fundamenta sobre otros pilares: el ambiente familiar y el desarrollo personal.

Por eso, advertimos desde el primer momento de que, al elegir vivir en Santillana, estás eligiendo crecer personalmente, en todos los sentidos. Para desglosar todo lo que esto supone, les explicamos, en primer lugar, en qué consisten las charlas del PEP que recibimos todos los lunes y jueves. También de las cinco comisiones que tenemos en Santillana: vida colegial, festejos, deportes, cultura y solidaridad, las cuales se encargan de sacar planes -al menos uno por semana cada comisión- de las que puedan participar los colegiales. Por poner algún ejemplo, durante este curso se han encargado de organizar visitas al teatro, viajes a Ávila, torneos de tenis, charlas formativas de diversos temas… planes que, por cierto, no pueden salir adelante de no ser por los colegiales. Por ello, se apela a la iniciativa de todos ellos, para que saquen planes y muevan a sus amigos, con lo que conseguimos potenciar diversas habilidades: sociales, comunicativas, organizativas… También aclaramos que Santillana es un sitio en el que están tajantemente prohibidas las novatadas, temática que preocupa especialmente a algunos.

Centrándonos ya en lo material, hablamos de la comida y de las instalaciones. La primera es casera e inmejorable, que hará que no eches de menos las comidas de tu hogar. En cuanto a las instalaciones, estamos dotados de todo tipo de facilidades para favorecer el ocio y el estudio de los residentes: contamos con campo de fútbol, de tenis, piscina y gimnasio; una biblioteca y una sala de estudio; dos salas de estar en las que pasar tiempo juntos; un salón de actos con cine incorporado para desarrollar nuestro lado más cinéfilo, y una sala de música con toda clase de instrumentos para los más melómanos; una sala de radio… y un sin fin de lugares que harán que tu vida en Santillana no solo sea excelente respecto a lo formativo, sino también en torno al ocio.

Con todo lo dicho, dejamos claro a los alumnos de Montecastelo que si para ellos es una preferencia, además de lo académico, alcanzar la excelencia en todos los ámbitos de su vida, Santillana es el mejor sitio al que pueden acudir.

Muchas gracias por habernos visitado, y esperamos veros pronto.

Atentamente:

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Un pequeño paso para los colegiales…

Un pequeño paso para los colegiales…

Antes de venir, muchos podrían pensar que este fin de semana no ha sido más que un momento de ocio, unos días que sirven de guinda para el largo y grato verano que muchos hemos tenido. Pero esta idea, aunque tiene algo de cierta, se haya incompleta.

Todos los colegiales llegamos fervorosos a La Pililla: por un lado, los veteranos, ansiosos de reencontrarnos con nuestros amigos y saber cómo han sido nuestros veranos; y los nuevos colegiales, deseosos de comenzar una vida completamente nueva y de conocer a quiénes serán sus compañeros durante el próximo curso.

Un día antes,  los veteranos estuvimos preparando las dinámicas que haríamos para presentar las comisiones a los nuevos colegiales. Pero antes de semejante tarea, que podría parecer abrumadora, tuvimos tiempo para relajarnos: una cata de cócteles de la mano de Arturo, y una visita al observatorio de la NASA de Robledo de Chavela a la mañana siguiente, donde pudimos aprender sobre el espacio y sobre la tecnología que nos ha permitido conocerlo y, sobre todo, inspirarnos por la célebre frase de Neil Amstrong, primer hombre en pisar la Luna, que nos enseña que los grandes avances de la humanidad no son tan difíciles de alcanzar si cada uno ponemos nuestra mejor parte, dedicándonos a nuestro objetivo con esfuerzo y aunando fuerzas.

Con esta idea volvimos a la residencia, poniéndonos manos a la obra y logrando que nuestro Colegio Mayor de un gran paso, teniendo unas comisiones mucho más profesionalizadas y eficientes y un PEP mucho más personalizado e instructivo. Objetivos, que nos habrían sido imposibles de alcanzar sin haber puesto todas nuestras fuerzas e ideas en común, ayudándonos los unos a los otros y, por supuesto, de la mano del personal de Santillana, sin los que todo esto hubiera sido imposible.

Ya presentes todos los colegiales, recibimos todo tipo de charlas de bienvenida de Manu, Chema, D. Alfonso, Héctor y Fernando, en las que se explicaron todo lo que se debía saber para vivir en Santillana, dando gran importancia a nuestra responsabilidad y al ambiente de piedad y familia que se busca en el Mayor. Asimismo, se nos alentó a aprovechar al máximo todo su potencial durante su vida universitaria, para desarrollarse personalmente, y no renunciar a nuestros sueños y pasiones.

Especial mención requiere la charla de Chema sobre el eneagrama, que nos ayudó a conocernos mejor a nosotros mismos, para controlar nuestros vicios y temores y potenciar nuestras virtudes; y, por otro lado, la charla para los residentes de segundo año de Arturo, destinada a conocer qué ámbito profesional se adapta mejor a nuestro perfil.

Y no olvidemos las partidas a “El lobo”, dirigidas por José Carlos; los partidos de fútbol; los chapuzones en la piscina; las partidas de paintball; las barbacoas y las paellas, sin las cuales, esta convivencia no hubiera sido lo que es: un pequeño paso para los colegiales, que supondrá que este curso sea inolvidable.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

¿Por qué un Colegio Mayor para vivir en Madrid? ¿Por qué Santillana?

¿Por qué un Colegio Mayor para vivir en Madrid? ¿Por qué Santillana?

¿Por qué un Colegio Mayor para vivir en Madrid? ¿Por qué Santillana?

Estas son dos de las preguntas que hago a los candidatos a ser colegiales en las entrevistas de admisión antes de cada curso porque, efectivamente, para entrar aquí hace falta superar un proceso de selección en el que intentamos detectar una serie de cosas, entre las que destaca una sobre las demás: Si el candidato va a aprovechar al máximo nuestro Plan Formativo.

¿El Plan Formativo? ¿Pero un Colegio Mayor no es un hotel? ¿Tampoco una residencia universitaria?

Y esta suele ser la respuesta que algunos candidatos nos dan al escuchar las anteriores, y seguro que más de uno de vosotros estáis pensando lo mismo ahora, ¿verdad?

Es normal, y por eso voy a explicar la diferencia entre todas las “soluciones habitacionales que un estudiante puede encontrar en Madrid”. Y digo Madrid porque es nuestra ciudad, pero lo que voy a decir se puede extrapolar a cualquier ciudad con “tradición” universitaria.

Después de unos 18 años en los que los chicos y chicas han crecido y estudiado muy cerquita de la protección y el amparo de sus familias, toca, en muchas ocasiones, tomar una difícil decisión: ¿Me voy a estudiar a la universidad lejos de mis casa? En unos casos no hay otra posibilidad si se quiere comenzar una formación universitaria, y en otros es más una decisión motivada por estudiar una carrera determinada en una universidad concreta, pero en ambos corresponde tomar una decisión mucho más (o por lo menos igual) importante.

¿Dónde voy a vivir?

Y es que detrás de esta pregunta se esconde una respuesta que implica mucho más que una cama para dormir, ya que probablemente dicha respuesta condicione la vida futura del chico o de la chica.

¡Pero qué exagerado eres! ¡Tampoco será para tanto!

Pues sí es para tanto, y eso es lo que voy a intentar argumentar a partir de ahora.

Para que un universitario viva en Madrid hay varias opciones:

  • Puede vivir en un piso compartido, con todo lo bueno y malo que eso tiene (libertad absoluta y desorden total suele ser lo más normal).
  • Puede alquilar una habitación con una familia (no se suele dar mucho este caso en España, aunque es muy común en otros países europeos).
  • Puede irse a una residencia universitaria. Que es equiparable a un hotel en todo, con la particularidad de que los residentes “suelen” ser estudiantes. Y como en el gremio hotelero, hay de todo, desde pensiones austeras a hoteles de súper lujo, dependiendo de las posibilidades económicas y lo que busque cada “cliente”.
  • O puede elegir la opción de disfrutar su vida universitaria en un Colegio Mayor. ¿Disfrutar? Efectivamente, porque la diferencia sobre todas las anteriores es que este último es Vida Universitaria las 24 horas del día.

¿Y eso qué quiere decir?
Quiere decir que en un Colegio Mayor ya no somos “clientes” sino que somos “colegiales”, formamos parte del centro y participamos de todo lo que allí se hace, ya que no es un hotel sino una entidad formativa, y todo está orientado a la formación integral de los colegiales.

Eso está muy bien pero, ¿Puedes concretar un poco más?

Por supuesto que sí, y como lo que yo conozco mejor es Santillana, voy a intentar explicar por qué nosotros somos diferentes a todos lo demás, y lo voy a argumentar en base a nuestro Programa de Excelencia Personal (PEP), nuestro programa formativo.

¿Cómo? ¿Programa Formativo? Si yo ya voy a la Universidad a formarme.

“Para que nuestros colegiales no sean solo excelentes profesionales, sino que lleguen a ser excelentes personas.”

Todos nuestros colegiales reciben una formación técnica universitaria, y lo que nosotros ofrecemos es una formación adicional, integral en principios, habilidades y competencias para que nuestros colegiales no sean solo excelentes profesionales, sino que lleguen a ser excelentes personas.

Para ello, y con el nombre “The Next Generation Leaders” desarrollamos un programa formativo orientado a que los chicos consigan descubrir cuál es su propósito, como diría Simon Sinek, cuál es su “WHY”, o como decimos con nuestra traducción libre, su “PARA QUÉ”; ese objetivo que guíe su vida y que le dé sentido a todo lo demás, que le marque el camino de cómo debe hacer las cosas para cambiar el mundo.

Eso es muy bonito, pero, ¿Cómo lo hacéis?

Lo hacemos realidad con muchas acciones que van siempre encaminadas a su desarrollo, entre las que podemos decir:

  • Sesiones de formación. Todos los lunes y los jueves, después de cenar, tenemos una sesión formativa de entre 45 minutos y una hora en la que los colegiales aprenden PARTICIPANDO.
  • El Colegio es de los colegiales, y tienen a su disposición toda la infraestructura para desarrollar proyectos a través de nuestras cinco comisiones: Solidaridad, Festejos, Cultura, Deportes y Vida Colegial. De esta manera aprenderán ORGANIZANDO.
  • Becas de colaboración. Todos nuestros colegiales veteranos (de segundo año y superiores) participan en la organización del Colegio Mayor: Portería, Sala de Estudio, Biblioteca, Audiovisuales, Redacción, o Coro son algunas de las posibilidades que los colegiales tienen para aprender HACIENDO.
  • Tutorías. Cada colegial tiene un tutor que, semanalmente, le acompaña en su proceso de adaptación y crecimiento para que aprenda de una manera ORIENTADA y ASESORADA.
  • Vivir en un Colegio Mayor implica aceptar unas normas, con el objetivo de preparar a nuestros colegiales para la vida en sociedad, con el objetivo de que respeten la diversidad, sean tolerantes y se enriquezcan por el contacto con otros colegiales, que aprendan CONVIVIENDO.
  • En Santillana hacemos convivencias de integración, viajes de veteranos, campos de trabajo que hacen que nuestros colegiales aprendan COMPARTIENDO.

Y con todo esto que hacemos, seguro que alguno puede preguntarse, ¿Pero les queda tiempo para estudiar?

“Ponemos por encima de lo demás dos conceptos clave: Estudio y Familia.”

Por supuesto que sí, porque una cosa que tenemos clara es que los jóvenes vienen a Madrid a estudiar su carrera universitaria, y como queremos que expriman su etapa universitaria al máximo, ponemos por encima de lo demás dos conceptos clave: Estudio y Familia.

Y con esto he llegado al final de mi artículo, no sé si habré conseguido mi objetivo, pero por lo menos ya tendrás algo que responderme cuando te pregunte:

¿Por qué un Colegio Mayor para vivir en Madrid? ¿Por qué el Colegio Mayor Santillana?

Héctor Trinidad
Héctor Trinidad – Colegio Mayor Santillana
@HectorTrinidadQ

Un año en 10 imágenes. Colegio Mayor Santillana. Madrid

Un año en 10 imágenes. Colegio Mayor Santillana. Madrid

Ya se ha dado por finalizado el curso académico 2018/19 en el Colegio Mayor Universitario Santillana y nos ha dejado muchos momentos especiales que han hecho de este año, un año legendario.

Parece que fue ayer cuando los nuevos colegiales llegaban a su nueva casa, a su Colegio Mayor de Madrid, con una mezcla de miedo y curiosidad y es por ello que queremos revivir todo este cúmulo de sensaciones en 10 imágenes que, lejos de describir lo que ha supuesto innumerables momentos, puede servir de resumen para recordar con cariño todo lo que hemos vivido.

Sin más dilación, ¡Allá vamos!

CONVIVENCIA DE INICIO

Durante la convivencia de Inicio y bienvenida a los nuevos colegiales, es costumbre hacer la campaña de elecciones para el decanato del Colegio Mayor.
Los colegiales, mediante sus votos, decidieron que el decano de este curso que ha pasado fuese Enrique Barbero y el vicedecano, Pablo Cortina.

VIAJE DE VETERANOS

Algo que ya es una tradición es el famoso viaje de veteranos. En octubre del 2018 estuvimos en Mallorca con todos los colegiales y nos lo pasamos en grande.
Visitamos las Cuevas del Drach, la Rafa Nadal Academy, la catedral y sus famosas playas. Toda una experiencia.

JORNADA DE APERTURA DE CURSO

Una fiesta de puertas abiertas para las familias de todos los Colegiales donde pudieron conocer las instalaciones y al personal que iba a cuidar de sus hijos.
Tras las charlas de inicio, los colegiales prepararon un show con actuaciones muy entretenidas, como el monologo de Luigi y compañía.

#CLUBDERUNNINGCMS

Héctor Trinidad, nuestro subdirector de residencia, aficionado incansable al Running, nunca mejor dicho, inició el Club de Running que durante todo el curso ha ido ganando adeptos todos los viernes a las 13h.
En la foto, todo un campeón: José Manuel (Joe), al acabar su primer maratón en Alcalá de Henares.

CENA DE NAVIDAD, AMIGO INVISIBLE Y TORTELINY SHOW

En diciembre siempre celebramos la Cena de Gala de Navidad y organizamos el amigo invisible, además de la foto oficial.
Tras estos actos, los colegiales organizan un festival. Joaquín Torteliny levantó a todo el Colegio Mayor del asiento y fue la gran sensación de la noche.

CONVIVENCIA DE SEGUNDO CUATRIMESTRE

Tras los exámenes del primer cuatrimestre, nos fuimos de convivencia a Parquelagos.
Hicimos muchas actividades para conocernos mejor, cinefórum, partidos de fútbol y una visita guiada al Escorial que no dejó indiferente a nadie.

EL EXORCISTA

En el Colegio Mayor Santillana disfrutamos de algo que nos diferencia de otros colegios mayores de Madrid. Nuestro Programa de Excelencia Personal, con charlas, tutorías, lecciones magistrales, talleres etc.
Pudimos colgar el “No hay entradas” con la llegada de D. Alfonso Sánchez-Rey López de Pablo, exorcista.
En la foto está a punto de sacar el demonio a Pablo.

I EDICIÓN DEL CONCURSO DE JÓVENES CREATIVOS

Este año se han lanzado nuevas iniciativas y una de las que más éxito tuvo fue la del Concurso de Jóvenes Creativos, donde la gente se pudo presentar con música, vídeo, relatos, presentaciones y mucho más.
En la foto, los tres ganadores del concurso: Gonzalo – Ricardo – Jaime

IMPOSICIÓN DE BECAS

Una foto que resume todo un año, una gran familia, un colegio mayor.
Por suerte, cada año, esta foto aumenta en número de personas y eso es algo que nos emociona profundamente.
La familia Santillana en su día de clausura de curso y entrega de todos los premios.

LA GUINDA DEL PASTEL: CAMPEONES DE COPA

El equipo de fútbol del Colegio Mayor Santillana: Santillana FC, se proclamó campeón de la Copa del Director.
Tras superar los cuartos de final y las semifinales, se impuso en la final al subcampeón de liga, Dream Team.
¡Enhorabuena chicos!

Scroll Up