Si las paredes pudiesen hablar

Si las paredes pudiesen hablar

Si las paredes pudiesen hablar

Mi historia en la historia del Colegio Mayor Santillana
Por Jorge Belmonte

Cuando uno abandona su casa le surgen muchos miedos y dudas. La adolescencia es la etapa de nuestras vidas en la que buscamos independencia. También tener el control sobre nuestras propias decisiones. 

Algunos encuentran esa libertad en su propia ciudad, y otros, como es mi caso, decidimos irnos a Madrid, a la gran capital. Dicen que Madrid es la cuna de la libertad, la diversidad y la innovación. Aquel lugar que te permite hacer borrón y cuenta nueva.

La independencia tiene un primer paso indispensable, la vivienda. Dentro de las posibilidades hay de muchos tipos: piso solo o acompañado de amigos, piso con desconocidos, residencias universitarias, residencias de jubilados (éstas se nos pueden quedar un poco lejos), o los colegios mayores en Madrid

Me vais a permitir que sea completamente sincero, yo no sabía cuál era la diferencia entre un colegio mayor y una residencia universitaria. Incluso ahora,  después de tres años aquí, puede que tampoco sepa a la perfección la definición de un colegio mayor. Sin embargo, por mi experiencia en Santillana, etapa que ya llega a su fin, sí puedo explicar con todo lujo de detalles lo que no han tenido otros amigos míos que también han venido a Madrid y yo si he recibido.

Somos una familia

Lo primero que puedo decir es que Santillana es mucho más que un colegio mayor, Santillana es mi hogar. Y no porque yo sea excesivamente hogareño sino porque en cada rincón se respira un ambiente de familia. A diferencia de otros colegios mayores con mucha más gente, aquí somos apenas 40 colegiales y la estructura provoca que compartamos muchos momentos juntos a lo largo del curso: comida, deportes, convivencias, salidas culturales, formación y mucho más.

En estos tres años he conocido más de cien personas. Algunos serán amigos para toda la vida, otros me han ayudado a crecer personalmente. Con casi todos he compartido risas y grandes momentos. Lo que puedo decir es que todos han aportado algo a mi vida universitaria.

Los partidos de fútbol, los maratones de películas o las tertulias interminables en la terraza después de comer y de cenar… Son tantas cosas las que voy a echar de menos. 

Club de debate

En mi segundo año se inauguró el club de debate, algo que a mí me encantó, y durante este último tuve la suerte de ser yo mismo el encargado de sacarlo adelante. No fue sencillo, desde el colegio mayor fueron bastante exigentes, pero ahora me doy cuenta de que todo lo hacían como preparación para enfrentarme a todo lo que me espera ahí fuera, en la vida real. A mí esto me costó entenderlo, y prácticamente lo interiorice el día que con pena desmonté el cuarto que yo mismo había decorado. Se quedó vacío por primera vez en tres años, pero me alegró pensar que otro colegial comenzará su historia aquí, otro que también llegará a Madrid con ilusiones, al igual que todos los que llegaron antes que yo, y los que se irán después de mí. 

Otra de las cosas buenas de este colegio mayor es que no hay colegiales de distintos niveles. Da igual que alguien lleve tres años más que tú, aquí todos somos iguales.

Hoy digo hasta pronto a Santillana, y lo digo con muchísima lástima, porque Santillana siempre será parte especial de una de las etapas más importantes de mi vida. 

Si estás leyendo esto y estás dudando si entrar o no a este colegio mayor, aprovecha, es tu año. Van a entrar otras veinte o veinticinco personas de tu misma edad que van a llegar a Madrid con tus mismas inquietudes y tus mismas ganas de disfrutar. En Santillana puedes hacer todo lo que te propongas, pero tienes que luchar por ello, y visto ya con perspectiva, creo que merece mucho la pena. 

Una parte de mí sabe que el momento de decir adiós a este hogar que ha sido Santillana ya ha llegado. La otra parte está triste por todo lo vivido en este colegio mayor. Si las paredes hablasen, contarían miles de historias, y algo de lo que estoy orgulloso es de formar parte de la HISTORIA de Santillana para siempre.

Escrito por Jorge Belmonte
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

Los colegios mayores en Madrid y la vuelta a la normalidad

Los colegios mayores en Madrid y la vuelta a la normalidad

Hace tan solo un año, en estas mismas fechas, aún no se sabía cómo se iban a realizar las pruebas de acceso a la Universidad o EBAU. Hoy, las universidades, ya están confirmando que el curso que viene será presencial. Los colegios mayores en Madrid ya sueñan con la vuelta a la normalidad.

Y es que las ganas por retomar la vida universitaria es algo que nos ilusiona a todos. Madrid es una ciudad de estudiantes, de soñadores, de emprendedores y de personas que vienen de todos los rincones de España y del mundo.

Los colegios mayores se nutren de este entusiasmo que trae consigo, en la mochila, ese futuro colegial que decide dar uno de los pasos más importantes de su vida viniendo a Madrid y dejando atrás, durante una temporada, a familia, amigos y a su pueblo o ciudad. En resumen, saliendo de su zona de confort.

Es por ello que esta vuelta a la normalidad tras muchos meses de trabajo y de responsabilidad sanitaria, viene cargada de una esperanza por volver a hacer planes, planes de forma presencial.

El pasado martes, durante el acto de clausura de la asociación de colegios mayores de Madrid, se recordaba con tristeza ese mes de marzo donde todas las actuaciones de teatro, todos los torneos deportivos y finalmente todas las actividades que le dan sentido a la vida universitaria, eran canceladas o pospuestas.

Hoy, más que nunca, estamos ilusionados con que llegue septiembre, con el inicio de una nueva etapa, de salir todos juntos a descubrir la última exposición del museo de El Prado, de realizar viajes y convivencias en las que conocer mejor Madrid y España entera, en juntarnos en el salón de actos a ver una película, una obra de teatro o a celebrar los actos académicos con el cartel de aforo completo y por supuesto, bailar y cantar en los conciertos y en las fiestas del Colegio Mayor.

Porque los colegios mayores son eso, formación, ocio, crecimiento y desarrollo personal, solidaridad y la búsqueda de un sentido a las cosas. Somos instituciones universitarias que se complementan con la universidad para formar, no solo excelentes estudiantes, sino excelentes personas.

Por último, estas son algunas de las actividades que en el Colegio Mayor Santillana estamos deseando realizar con total normalidad el curso que viene:

  • Convivencia de inicio con fútbol, paintball, visitas culturales y actividades para conocernos.
  • Viaje de veteranos a Turquía.
  • Convivencias de estudio.
  • Concierto de música abierto al público INDIE FESTIVAL.
  • Fiestas, ferias, bingos, noches de juegos de mesa.
  • Cena de navidad todos juntos, y fiesta del amigo invisible.
  • Liga de fútbol y baloncesto.
  • Viaje a Roma en Semana Santa.
  • Campo de trabajo en Jordania.
  • Asistencia al congreso de los colegios mayores en Santiago.
  • Convivencia de año nuevo para recargar pilas y unir más al colegio mayor.
  • Programa de excelencia personal Héroe ® con capacidad para todos.

Por esto, y mucho más, estamos deseando que vuelva la PURA VIDA UNIVERSITARIA.

Salvador Parrilla

Salvador Parrilla Pérez
Responsable de comunicación y RRII

Motivos para vivir en el Colegio Mayor Santillana

Motivos para vivir en el Colegio Mayor Santillana

Venir a Madrid y vivir en un Colegio Mayor es saber que vas a convivir con muchos universitarios llegados de todas partes del mundo y vas a enriquecerte de la diversidad de las personas.

En Santillana, al ser un número reducido de residentes, existe un gran ambiente familiar y de confianza entre todos los colegiales

Viaje de Veteranos

En la primera semana de septiembre, gracias a la convivencia de inicio en la que hay actividades y sesiones, nuestros colegiales se relacionan e interactúan creando un vínculo único. Además, a lo largo del año académico, se organizan otras convivencias como la del segundo cuatrimestre, convivencias de estudio, visitas a otras ciudades en fin de semana y festivos o grandes ocasiones como el viaje de veteranos o el campo de trabajo de verano en Jordania ayudando a niños refugiados por la guerra.

Vivir en el Colegio Mayor Santillana es invertir también en tu desarrollo humano. Gracias a nuestro proyecto formativo HÉROE, nuestros colegiales podrán aprender todos los jueves de la experiencia de distintos profesionales en áreas laborales muy diversas como médicos, arquitectos, periodistas, consultores, escritores, políticos, empresarios, abogados etc.

Unido a estas sesiones, todos los colegiales cuentan con la figura de un tutor o mentor que se encarga de guiarlos y asesorarlos en todo lo que necesiten.

En un Colegio Mayor se cuida especialmente el ambiente de estudio, misión principal que tienen todos los residentes en su etapa universitaria. Por eso, en Santillana, disponemos de dos salas de estudio y una biblioteca donde nuestros colegiales estudian y se apoyan entre ellos para sacar adelante sus grados. En temas técnicos, contamos con fibra óptica de wifi en todo el Colegio Mayor.

Es importante, especialmente durante los primeros años, que el tiempo se aproveche al máximo estudiando, haciendo planes y actividades, deporte, visitas culturales y demás oportunidades. Por eso, estar en el Colegio Mayor Santillana, es saber que te van a cuidar como en casa. Tú sólo debes preocuparte de estudiar y aprovechar tu vida universitaria, de todo lo demás se encarga el Colegio Mayor:

  • Pensión completa (L-D).
  • Limpieza diaria de las habitaciones (L-V).
  • Lavandería y planchado.

Club de debate

Lo mejor de todo es que siempre vas a encontrar colegiales que tengan gustos o aficiones parecidas a las tuyas, por lo que será fácil poder organizar actividades y eventos y montar clubs dentro del Colegio Mayor con ellos. 

También podrás unirte al coro, que ensayan los sábados por la tarde y cantan el domingo en la misa colegial, participar en el club de debate y competir contra otros colegios mayores, o apuntarte al club de empresa, marketing o running entre otros.

Para complementar tu desarrollo personal, es importante la salud física. Gracias a nuestras instalaciones deportivas podrás  disfrutar en tus ratos libres con otros colegiales jugando partidos de fútbol, tenis o baloncesto o refrescándose en la piscina durante los meses más calurosos.

En definitiva, pasar varios años de tu etapa universitaria en un Colegio Mayor es apostar por tu desarrollo humano, profesional y también espiritual. Es un crecimiento que abarca todas las facetas de la vida y que sin duda marca la diferencia de cara al futuro.

 

Javier Arias

Javier Arias Lucas
Periodista

El privilegio de vivir en el Colegio Mayor Santillana

El privilegio de vivir en el Colegio Mayor Santillana

Ms. Luis José Samayoa Rodríguez
Abogado
Master en Tributación Internacional y Asesoría Jurídica de Empresas
Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nueva San Salvador
Antiguo colegial y miembro del Alumni del Colegio Mayor Santillana.

En una etapa crucial de mi formación académica y tomando el reto de optimizar y sacar el mayor provecho a las oportunidades que mi familia con esfuerzo y entusiasmo ponían a mi disposición, se toma la decisión conjunta de que este servidor emigre y cruce el océano al otro lado del mundo, en una travesía de muchas horas, bajo un grado de incertidumbre al llegar a un entorno totalmente distinto del país de procedencia. 

Viaje de veteranos en Malta

Sin embargo, y luego de un común acuerdo con dos de los seres mas importantes de mi vida (abuela y tío), inicio mi ciclo de vida y estudios de posgrados en un Colegio Mayor, es decir una residencia para estudiantes. Para no hacer un rollo de historietas, vivencias, aprendizajes y demás, que sin duda marcaron parte de mi vida en el Mayor Santillana en la ciudad de Madrid, España, focalizaré estas palabras que se emiten desde el fondo de mi corazón bajo dos valores que sin duda me fueron transmitidos y acuñados en mi vida colegial en la residencia: el respeto y solidaridad.

El respeto hacia los demás en donde todas las personas que conviven en ese techo, buscaban siempre mantener un reconocimiento, consideración, atención o deferencia, que se deben a las otras personas, de una forma constante y activa, para saber vivir y alcanzar la paz y la tranquilidad con quienes te rodean. Lo anterior, forjado por la ética y la moral. El Mayor me permitió comprender aún más el hecho de aceptar y comprender las maneras de pensar y actuar distintas a las de uno mismo, como parte del cuidado al entorno que nos rodea en cualquier momento de nuestras vidas. Por lo anterior, puedo dar fe que se trata de cumplir aquella frase célebre del conocido político Benito Juárez:

“El respeto al derecho ajeno es la paz”. 

Campeón de liga 2016/17

Por otra parte, lo otro que marca mucho y hace sobresalir al Colegio Mayor es el apoyo o la adhesión circunstancial a una causa o al interés de otros, como parte de una solidaridad desinteresada de los que habitan el lugar. Llegar después de una jornada laboral o académica y encontrar amigos que te brindaban ánimos en cualquier momento, es algo a lo que no puede asignársele precio alguno.  Lo anterior sin duda es crucial para poder enlazar amistades y hermandades que prevalecerán en el transcurso del tiempo.

Si me diesen la oportunidad de volver a vivir en mi segunda casa (el Mayor Santillana) lo haría sin lugar a duda. Santillana es y será una gran familia en la que todos se conocen, cuidan y ayudan mutuamente.


Vivir en un colegio mayor es muy recomendable cuando estudias en Madrid

Vivir en un colegio mayor es muy recomendable cuando estudias en Madrid

ENTREVISTA A JORGE BELMONTE 

La llegada del buen tiempo nos indica que el curso académico entra en su recta final. Es ahí cuando muchos estudiantes de bachillerato empiezan a contemplar distintas opciones para emprender sus estudios universitarios. Algunos deciden quedarse en casa, pero un gran número deciden cambiar de ciudad y con ello, también deben decidir el lugar donde van a vivir; colegio mayor, piso o residencia universitaria entre otras opciones.

Madrid cuenta con una ventaja gracias a la gran oferta educativa que tiene. En la capital hay nada más y nada menos que 17 universidades, tanto públicas como privadas. Esta variedad es uno de los motivos por lo que muchos jóvenes se decantan por venir a estudiar a Madrid. 

En esta entrevista nuestro residente de tercer año, Jorge Belmonte, llegado desde Cartagena y estudiante de periodismo en la Universidad Villanueva, nos cuenta cómo y por qué escogió residir en el Colegio Mayor Santillana.

 ¿Cómo conociste Santillana?

 Conocí el Colegio Mayor Santillana investigando en internet. Me di cuenta de que estaba a tan solo 5 minutos de la Universidad Villanueva, donde estudio la carrera de periodismo. La cercanía con la universidad fue clave para elegir venir a Santillana.

 ¿Qué es lo que te motivó a solicitar plaza en el colegio mayor?

 Por un lado están los ideales de familia, ya que al ser un colegio mayor pequeño, te permite conocer con facilidad a todos los residentes. También por la formación académica y personal, la capacidad de proponer planes, talleres, sesiones o convivencias, y como he dicho anteriormente, la distancia con la universidad a la que voy.

 ¿La idea que te formaste de cómo sería la vida aquí concuerda con lo que te encontraste?

 En gran parte sí. Tal vez algo distinto en cuanto a la libertad que me había imaginado, pero a grandes rasgos sí que se cumple. 

 ¿Qué aspectos destacarías de tu estancia en Santillana?

 Para mi, estar en Santillana es como el paso intermedio entre la independencia total y salir de casa. Además, destacaría el ambiente de familia que se respira. 

 ¿Podrías decirme algún aspecto de tu vida en el que hayas mejorado gracias a vivir en Santillana?

 En primer lugar, he visto una mejoría en mi vida a la hora de tomar mis propias decisiones en el día a día. Otro aspecto interesante a destacar es haber aprendido a convivir con gente muy diferente de pensamiento, cultura, idiología, etc.

 ¿Notas mucha diferencia entre tu casa en Cartagena y Madrid?

 El hecho de salir de casa por primera vez sí se nota, pero en mi caso lo valoro como algo muy positivo. La libertad e independencia que te otorga es muy gratificante y creo que no soy el único que lo experimenta.

¿Cuáles son tus planes de futuro?

 Encontrar un trabajo que me llene y me permita plantear planes a largo plazo. Todo el mundo en Santillana conoce mi pasión por el periodismo, que es una carrera vocacional y es a lo que me gustaría dedicarme el día de mañana.

 ¿Qué recomendarías a un estudiante que está pensando venir a Madrid y duda entre piso o colegio mayor?

 Durante los primeros años, vivir en un colegio mayor es muy recomendable cuando estudias en Madrid, por todo lo que te aporta ya que allí sabes que vas a tener un lugar donde conocer gente y entablar nuevas amistades y que estando en un piso al principio sería más complicado.

 ¿Qué actividades te gustaría liderar o iniciar el año que viene?

Club de debate de Santillana.

Me gustaría seguir liderando y organizando el club de debate de Santillana. Creo que la experiencia de estos años ha sido muy positiva y enriquecedora para todos los que hemos participado y hemos aprendido mucho de técnicas y conceptos que estoy seguro nos servirán.

 ¿Cómo ha sido vivir este año de pandemia en el colegio mayor con todas las limitaciones exteriores?

 Creo que es un gran alivio, porque en estas circunstancias un piso no tiene muchas ventajas y un colegio mayor te aporta ambiente, planes y tranquilidad, tan necesaria en estos momentos.

 El hecho de ser un colegio mayor con solo 35 residentes, ¿cómo lo valoras?

 De manera muy positiva. Permite conocer a todos los residentes y que no haya nadie que sea un número sino una persona.

 Muchas gracias Jorge.

 

 

 

Colegio Mayor en Madrid: la mejor opción

Colegio Mayor en Madrid: la mejor opción

Comienza tu aventura universitaria en Madrid. El Colegio Mayor Santillana aspira a que todos sus colegiales lleguen a ser, no solo grandes profesionales, sino también excelentes personas.

Tras un año de incertidumbre donde muchos estudiantes de bachillerato aún siguen adaptándose a las clases online por Zoom, Google Meet y otras plataformas, por fin podemos ver la luz en el horizonte. 

Seguro que más de un lector aparcó su sueño de venir a estudiar a Madrid hace un año cuando el «bicho» comenzó a modificar la vida de todas las personas y con ello sus planes. 

Para vosotros y para todos los estudiantes de segundo de bachillerato que ya están preparando la selectividad y tienen el mismo sueño, los colegios mayores de Madrid son la mejor opción.

  

 

 ¿Qué es un Colegio Mayor? ¿Cuál es la diferencia entre un colegio mayor y una residencia universitaria? ¿Qué precio tienen los colegios mayores? ¿Qué servicios incluye ese precio?

Seguro que estas son algunas de las preguntas que puedes hacerte. En este artículo vamos a intentar resolverlas todas desde el punto de vista del Colegio Mayor Santillana.

Santillana es un colegio mayor situado en el norte de Madrid, muy cerca de la Universidad Villanueva (3 minutos), Instituto de empresa (10 minutos) y de la Universidad Autónoma de Madrid (10 minutos). Además está muy bien conectado con el resto de universidades gracias a las líneas de autobús, metro y cercanías.

Comencemos por la primera pregunta: ¿Qué es un colegio mayor y qué le diferencia de una residencia universitaria?

Y la respuesta es muy sencilla: formación, atención personalizada y seguimiento.

Mientras los servicios que ofrece una residencia universitaria son más similares a los de un hotel en el que simplemente dispones de una habitación para dormir y de un servicio de comidas, un colegio mayor ofrece una formación complementaria a la académica adquirida en la universidad y un trato mucho más personal.

En Santillana, el plan de excelencia personal HÉROE ® engloba todas esas diferencias.

Se trata de un programa formativo en el que el residente, al que aquí llamamos colegial, es el protagonista de su historia. 

Desde que llega a Madrid se le acompaña con la figura de un hermano mayor para que le ayude a adaptarse al colegio mayor y a la ciudad. También se le otorga un tutor para que puedan tener charlas semanales y además, cada jueves, disfruta de sesiones experienciales, profesionales, talleres creativos etc.

A esto hay que sumarle el espíritu solidario que buscamos fomentar desde el colegio mayor, y por ello, todos los viernes y sábados, los propios colegiales organizan actividades para ayudar a los demás entre las que destacamos el desayuno solidario llevando cafés a la gente que no tiene hogar, el reparto de alimentos a familias desfavorecidas, el acompañamiento a enfermos y ancianos y nuestro buque insignia, el campo de trabajo en Jordania para ayudar a niños refugiados por la guerra de Siria, que se organiza cada verano.

El proyecto formativo es de inspiración cristiana, por lo que también disponemos de un oratorio y actividades de capellanía cada día, para los que tengan interés.

Con todo esto, lo que diferencia a Santillana como colegio mayor de una residencia universitaria son las tres F representadas por antorchas en nuestro escudo. 

F de fraternidad: Somos un colegio mayor en el que todos nos conocemos y formamos una gran familia.

F de formación: Cada semana dispones de actividades formativas y de ocio.

F de fe: Tienes la oportunidad de crecer en espíritu.

No es un lugar donde simplemente duermes y comes, es mucho más.

¿Y qué precio tiene un colegio mayor? ¿Qué incluye este precio?

El precio de un colegio mayor en Madrid oscila entre los 10.000 € y los 18.000 € por curso, es decir, por 9 meses de duración.

La mayoría de colegios mayores ofrece la facilidad de pago fraccionado, como el Colegio Mayor Santillana, cuyo precio anual es de 11.600 € (IVA INCLUIDO) y que se puede fraccionar en 9 cuotas mensuales de 1.250€.

¿Qué incluye este precio?

  • Todas las habitaciones son individuales y disponen de aseo y ducha.
  • Pensión completa de lunes a domingo incluido festivos. Desayuno, comida, merienda y cena. Además, tres turnos diferentes para adaptarnos a tu horario de universidad y posibilidad de régimen especial.
  • Limpieza diaria de todas las habitaciones e instalaciones comunes.
  • Lavandería y servicio de planchado semanal.
  • Instalaciones deportivas, campo de fútbol, tenis, baloncesto, piscina y gimnasio.
  • Préstamo de libros en la biblioteca, salas de estudio.
  • Cine y salas de grabación de música y audiovisuales.
  • Seguimiento semanal gracias a la figura de un tutor.
  • Convivencias, actividades y viajes.
  • Acceso completo al programa de excelencia personal HÉROE®.

Y todos los colegiales que renuevan la plaza, tienen acceso a la posibilidad de obtener una beca de colaboración con el colegio mayor reduciendo el coste de su estancia realizando labores de recepción, sala de estudio y biblioteca, comunicación y redes sociales etc.

Por eso, si estás buscando un lugar donde hacer amigos, formarte como persona y alcanzar todas tus metas, el colegio mayor es tu mejor opción.

Salvador Parrilla

Autor: Salvador Parrilla
Responsable de Comunicación