Rifa Solidaria

Rifa Solidaria

Objetivo: 5.000€ 

Recaudado actualmente: 175€
Distancia al objetivo: 4.825€

El próximo 19 de marzo de 2021 a las 20h. se celebrará la Rifa solidaria con el objetivo de recaudar fondos para el CAMPO DE TRABAJO EN JORDANIA por la empleabilidad futura de jóvenes refugiados.

RIFA
1. JAMÓN 100% IBÉRICO DE BELLOTA
2. CAJA DE VINO DE BODEGAS JESÚS DÍAZ E HIJOS
3. SURTIDO DE IBÉRICO

Aportaciones disponibles:

 1 participación = 10€

 5 participaciones = 40€

 10 participaciones = 75€

 20 participaciones = 125€

 30 participaciones = 150€

OBJETIVOS DE RECAUDACIÓN

 

 

NECESITAMOS TU AYUDA


¿QUÉ ES LA JORNADA DE FAMILIAS?

¡QUEREMOS CONOCER A LAS FAMILIAS DE NUESTROS COLEGIALES!

Sabemos que este año es diferente, pero eso no es motivo para que podamos ver y conocer a las familias de nuestros colegiales.

Para ello, vamos a realizar un SHOW totalmente online el próximo viernes 19 de marzo a las 20 h. (Os compartiremos el enlace el día del evento) en el que se realizarán actuaciones, monólogos, vídeos y por supuesto, una RIFA SOLIDARIA con el objetivo de conseguir fondos para el CAMPO DE TRABAJO EN JORDANIA por la empleabilidad futura de jóvenes refugiados.

Vuestros hijos ya han conseguido participaciones gracias a su implicación durante el curso en el plan formativo HÉROE ® del Colegio Mayor. ¡Ahora es el turno de la solidaridad! Es vuestro momento.

«Los compañeros tan increíbles del Colegio Mayor hacen que todo sea más fácil»

«Los compañeros tan increíbles del Colegio Mayor hacen que todo sea más fácil»

Madrid es, con permiso de algunas ciudades históricas como Salamanca o Valladolid, la cuna de la Universidad y de los colegios mayores en España.

Algunas de estas grandes instituciones cuentan con un gran prestigio y reputación a nivel mundial. Facultades como la de medicina en la Universidad autónoma, ingenierías en la Universidad politécnica o la gran oferta privada como la Universidad Villanueva o el IE Business School, atrae a miles de estudiantes cada año a la capital.

Cada mes de julio, tras superar el acceso y ser admitidos en la Universidad, estos estudiantes tienen que resolver una última cuestión. – ¿Dónde voy a alojarme durante los próximos años?.-

Sin duda existen diferentes opciones; el piso de un amigo o familiar, lanzarte a la aventura en páginas web como idealista, residencias universitarias con un funcionamiento más similar al de un hotel o comenzar la aventura universitaria en un Colegio Mayor de Madrid.

En la siguiente entrevista hablamos del valor añadido que aporta Colegio Mayor en Madrid.

Plan formativo, vida colegial, ambiente de fraternidad y de estudio y mucho más.

Hoy hablamos con Rafael Parra López, Vicedecano de Vida Colegial en el Colegio Mayor Santillana.

Rafael es estudiante de Derecho y ADE en la Universidad Villanueva y veterano de tercero en el Colegio Mayor.

Bueno… tres años en el Colegio Mayor, ¿Cómo resumirías este tiempo aquí?

He aprendido mucho en diferentes ámbitos: a ser más independiente, a convivir con mucha gente diferente… Sin duda, he evolucionado mucho en casi todos los aspectos.

¿Y cómo conociste Santillana?, ¿estabas buscando un Colegio Mayor o no habías decidido aún dónde querías vivir?

La verdad es al principio no tenía decidido venir a Madrid, pero cuando acabe el colegio, en junio, me atrajo la idea y le pregunté a un profesor. Él me recomendó el Colegio Mayor, así que vine a Madrid a hacer la entrevista y el resto es historia.

¿Qué te hizo decidirte por Santillana?

Me atrajo la posibilidad de vivir en un ambiente acorde con mis valores y, sobre todo, en un ambiente de familia (porque es un Colegio Mayor relativamente pequeño) donde sabía que iba a conocer a gente increíble.

BINGO en el Colegio Mayor Santillana

Tras el primer año, comenzaste a organizar actividades y esto te ha llevado ser hoy el Vicedecano de Vida colegial, ¿qué implica este cargo?

Estar atento a todo lo que mis compañeros quieren organizar, ayudarles a que sus ideas se transformen en planes y contribuir a que haya un gran ambiente en el Colegio Mayor.

¿Cómo es el día a día en un Colegio Mayor?

El día a día entre clases y todo, pasa más rápido de lo que me gustaría, pero es cierto que se agradece llegar de clase y poder compartir el rato de la comida con los compañeros, hacer algo de deporte o simplemente pasar el rato para descansar del estrés del día. 

¿Cuál dirías que es el valor añadido en un Colegio Mayor frente a otras opciones de alojamiento?

Principalmente la posibilidad de convivir con otros universitarios, lo que te aporta una visión más amplia desde muchos aspectos y todo lo que eso conlleva: actividades, relaciones sociales y otras perspectivas.

Este año se ha lanzado el programa de excelencia personal HÉROE ® ¿Qué valoración le darías?

Bien, en general, aunque hay algunas cosas que cambiaría. Una de ellas sería que hubiese más variedad en las sesiones de formación, ya que últimamente se han enfocado mucho en el liderazgo.

El colegio mayor Santillana: ¿cómo ha evolucionado durante tus tres años aquí?

El cambio en los últimos tres años ha sido enorme en muchos sentidos, ahora se hacen muchos más planes en familia: karaoke, bingo, fiestas temáticas… aunque también es verdad que se echan de menos muchas actividades que este año no podemos hacer por el tema del virus. Pero, en general, cada año hemos ido mejorando la experiencia de familia aquí.

¿Dirías que tu impacto ha sido positivo?

Yo creo que sí, aunque todo es más fácil gracias a los compañeros tan increíbles del Colegio Mayor.

Tengo que hacerte una pregunta obligada, el COVID, el miedo a reunirse con gente, las clases online, ¿cómo se ha afrontado esto entre los colegiales y en el Colegio Mayor?

La verdad es que lo estamos consiguiendo gestionar muy bien y no hemos tenido ningún problema en todo el curso, lo que es una grata excepción. «Tocamos madera».

Todos respetamos las normas y eso hace que sea un lugar muy seguro donde podemos estar tranquilos.

Lo que más te gusta de Santillana.

El buen ambiente de familia que hay entre todos los colegiales y que hace que nos sintamos acogidos desde el primer momento.

Lo que sin duda, debe mejorar.

Creo que los veteranos de tercero podrían disponer de algo más de independencia tanto en el seguimiento como en la salida y entrada del colegio mayor.

¿Qué es lo que más te gusta de Madrid?

Se trata de la capital, es increíble la cantidad de cosas que hay para hacer en la ciudad y en los alrededores, sin duda, una de las mejores ofertas culturales y de ocio de España.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu casa?

Sobre todo a mi familia.

¿Qué le dirías a un posible futuro residente que esté leyendo esta entrevista?

Que si le apetece formar parte de un ambiente de familia, donde hacer amigos increíbles y disfrutar de un montón de actividades para aprovechar al máximo la experiencia universitaria en Madrid, que no dude en venir al Colegio Mayor Santillana Santillana.

Sabemos que aún es pronto, pero dinos, ¿estás ilusionado con el próximo curso?

Sí, si la tendencia sigue como estos años anteriores, seguro que el próximo año es increíble, aunque también es cierto que echaré de menos a la gente que se va.

Muchas gracias Rafael, sin duda es un verdadero placer contar con colegiales cómo tú en el Colegio Mayor Santillana.

 

Ricardo Lobera

Ricardo Lobera

Ricardo Lobera
«Algunas claves del liderazgo universitario [y de tu vida]»

El pasado jueves 25 de febrero tuvimos la suerte de contar, en el Colegio Mayor Santillana, con la visita de Ricardo Lobera, Director de Programas del IESE Business School y, por encima de todo, un apasionado de la formación y el desarrollo de las personas. 

Fotografía: Miguel Cardenal

Algo que yo ya sospechaba, y que Lobera confirmó, es que “los latinos somos muy pesimistas”, nuestro refranero lo confirma y además eso dicen de nosotros. Pero más allá de los clichés sobre nuestro estilo de vida, cierto es ser pesimistas es una excusa para asumir la responsabilidad de dirigir nuestra vida y avanzar hacia el destino que nosotros elijamos.

Si tuviera que resumir en una palabra “de qué fue” la charla de Ricardo, sin duda elegiría LIBERTAD, entendida como la capacidad de vivir la vida que uno desea de la manera que desea. Y he llegado a la conclusión de que una de las claves de la libertad es el conocimiento, y que solo una vida de aprendizaje continuo nos permitirá tener un criterio propio lo suficientemente fuerte para no dejarnos manipular por quienes nos intenten decir qué hacer  y cómo pensar.

Por eso Lobera nos motivó a aprender más y más cada día, porque un día que dejamos de aprender es un día que dejamos de crecer y evolucionar. 

Pero no solo hay que centrarse en conocer y estudiar libros o manuales, sino que nos explicó las tres dimensiones del conocimiento que debemos trabajar para conseguir nuestra libertad.

1.Le dio prioridad absoluta al autoconocimiento, saber quién somos para decidir qué queremos hacer y a dónde queremos llegar. Algo tan simple, es una tarea que debemos hacer durante toda nuestra vida.

“Es dramático ver gente que con 50 años no sabe que quiere, porque no sabe qué se le da bien o qué le gusta más”. 

2. Además del autoconocimiento, hay otra serie de habilidades y competencias que debemos trabajar para llegar a la mejor versión de nosotros mismos, personal y profesionalmente:

  • Autocrítica. Además de pensar en nosotros mismos debemos pedirle a los digas que nos hablen sobre los puntos fuertes y oportunidades de mejora que ellos ven en nosotros.
  • Gestión del tiempo. Todos disponemos de 24 horas al día, la diferencia va a estar en cómo las invertimos o cómo las gastamos. 
  • Toma de decisiones. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos constantemente haciéndolo. “La peor decisión que se puede tomar es la que no se toma”. 

Pero es vital no solo tomarlas, sino valorar los efectos que tienen esas decisiones, por eso debemos desarrollar un criterio correcto en esa toma de decisiones. 

  • Habilidades sociales. Nunca podremos sobrevivir solos, necesitamos trabajar en equipo, con gente muy diversa. Si logramos que el equipo se complemente y dé lo mejor de sí mismo, marcaremos la diferencia.
  • Equilibrio emocional. Vivimos en una sociedad que nos intenta manipular emocionalmente las 24 horas del día. Debemos ser reflexivos y que la razón consiga pulir nuestra emoción, la cual es muy necesaria. Solo de esta manera tendremos un comportamiento asertivo.

3Por último, es imprescindible tener una correcta escala de valores que sea la luz que guíe nuestras acciones. 

  • Optimismo. A todos nos pasan, constantemente, cosas buenas y malas. Es nuestra decisión dejarnos arrastrar por el pesimismo o afrontar la vida con ilusión y alegría.
  • Lealtad. Ser fieles a las personas por encima de intereses económicos o egoístas.
  • Amabilidad. Nosotros decidimos si queremos hacer sentir bien o mal a los demás.
  • Cumplir con los compromisos. Una persona con palabra es una persona que va a triunfar.
  • Espíritu de servicio. Dedicar tu vida a servir a los demás.
  • Autenticidad. 
  • Poner al otro en el centro…

Ricardo Lobera quiso terminar dejando claro que el cambio a mejor solo podemos hacerlo si tenemos la mente abierta e intentamos ser reflexivos y ver las situaciones con mucha perspectiva.

¿Hoy en día es un tiempo difícil? Depende con qué lo comparemos, ya que estar encerrados en casa por culpa de un virus no parece tan grave si lo comparamos con los años de Guerra Civil que vivieron nuestros abuelos. Parece lógico, ¿verdad?

Una sesión tan profunda, para explicar de una manera tan sencilla algo tan complejo, ha hecho que yo también haya pasado a la acción. Por eso, para terminar, me gustaría contaros una reflexión personal tras escuchar a Ricardo Lobera: 

“El entusiasmo, unido al aprendizaje continuo, nos permite pasar a la acción. Si elegimos bien las metas, solo nos queda recorrer nuestro camino del HÉROE.” 

JORGE BELMONTE
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

Ricardo Lobera
«Algunas claves del liderazgo universitario [y de tu vida]»
Director de Programas IESE

📆  25 de febrero de 2021
Sesión a las 21 h

COLEGIO MAYOR SANTILLANA
C/MARBELLA 60, 28034, MADRID

La embajadora de Jordania en España recibe al Colegio Mayor Santillana

La embajadora de Jordania en España recibe al Colegio Mayor Santillana

La embajadora, Areej M Hawamdeh, acompañada de su consejera y secretaria ejecutiva, nos recibió en la sede, situada en Paseo del General Martínez Campos de Madrid.

El Colegio Mayor Santillana continúa su ronda de reuniones con instituciones públicas y privadas como parte fundamental para la celebración de la segunda edición del campo de trabajo por la empleabilidad futura de jóvenes refugiados en Jordania que se celebrará en verano.

A esta causa ya se han unido instituciones como la fundación Real Betis Balompié, las Bodegas Jesús Díaz e hijos o la fundación Conchita Regojo. 

En la reunión celebrada en la embajada se abordaron diferentes cuestiones y se exploraron varias vías de colaboración en aras de apoyar el «proyecto insignia de la solidaridad de Santillana».

Dicho encuentro, además de crear lazos institucionales, ha inaugurado una nueva vía de contactos en el ámbito empresarial e institucional con entidades susceptibles de apoyarnos para llevar a buen puerto este proyecto tan ilusionante y enriquecedor para todos.

Fotografía del Campo de trabajo en 2019

El campo de trabajo de verano es el proyecto de mayor alcance e impacto a cargo del vicedecanato de solidaridad del Colegio Mayor. Se trata de una actuación en materia de cooperación internacional para el desarrollo en el que un grupo de colegiales se comprometen, voluntaria y desinteresadamente, a realizar, durante tres semanas, un trabajo colaborativo que combina educación con actividades complementarias en un método de trabajo denominado «learning by playing».

El campo de trabajo es la mejor plataforma para fomentar la convivencia, tolerancia y solidaridad, además de participación y aprendizaje intercultural.

Los ocho años de historia del campo de trabajo en países como Nicaragua, Camerún o Marruecos con diferentes colectivos y problemáticas, nos ha permitido perfeccionar una metodología, gracias a los conocimientos y lecciones aprendidas, aplicable a un proyecto cuyo impacto perdurará en el tiempo, ya que elimina una carencia de la población en terreno. 

Se trata de un campo de trabajo para que jóvenes refugiados puedan formarse y encontrar empleo. Para eso, entre otras aptitudes, necesitan desenvolverse en inglés, algo que no poseen en la actualidad.

Dicha labor se lleva a cabo gracias a la colaboración de la escuela «Our Lady of Carmel» situada en el barrio de Al-Hashmi, en la ciudad de Ammán, capital del país árabe. Esta actividad está dirigida a jóvenes refugiados menores de edad iraquíes que han tenido que abandonar su país a causa de la guerra.

Más información sobre el campo de trabajo.

Javier Arias

Javier Arias Lucas
Periodista

Scroll Up
Abrir chat
Powered by