profesorBLOG

Desde 2012, los recortes en las universidades públicas se han llevado por delante 7.766 empleos, según fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

En los últimos tres años, los recortes se han seguido cebando con la universidad pública, que, sigue reduciendo su plantilla a un ritmo acelerado: desde el 1 de enero de 2012 y hasta el primer día de 2015, se perdieron 7.766 puestos de trabajo, lo que representa una disminución del 5,1% del profesorado (personal docente e investigación (PDI)) y del 4,9% del personal de administración y servicios (PAS).

Personal Docente e Investigador

Hay que destacar que se reemplaza a profesorado funcionario por docentes con contratos laborales que en la mayoría de los casos son temporales y a tiempo parcial. Este fenómeno es resultado de las limitaciones de la tasa de reposición de trabajadores y trabajadoras impuesta por el Gobierno del Partido Popular, que imposibilita que las bajas por jubilación y otras eventualidades sean cubiertas por nuevo personal funcionario. Esta situación obliga a los campus públicos a realizar contratos temporales y precarios para cubrir la docencia de quienes abandonan la universidad.

También merece la pena señalar las grandes diferencias existentes entre universidades históricas con plantillas muy consolidadas, que llegan a destruir hasta un 9,9% de profesorado funcionario, como es el caso de la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Barcelona, y otras de más reciente creación que no pierden efectivos o incluso crecen ligeramente, como la Rey Juan Carlos. 

También hay que destacar la variación del número de profesores contratados entre los meses de enero y julio, lo que demuestra la temporalidad y precariedad existente, muchos de cuyos contratos están vinculados a uno de los dos semestres del curso y terminan coincidiendo con el inicio del periodo vacacional. Uno de los casos más extremos es el de la Universidad de Alcalá de Henares, en la que el número de docentes contratados a 1 de enero de 2015 era un 34% menor que el contratado a 1 de julio de 2014, y esa variación se repite desde enero de 2013.

Personal de Administración y Servicios (PAS)

En relación al personal de administración y servicios, la reducción de plantillas se ha producido fundamentalmente entre el PAS contratado laboral, que ha perdido un 10,4% de sus integrantes entre enero de 2012 y enero de 2015. La destrucción de empleo entre el personal funcionario ha sido únicamente del 1%. 

El PAS representa el 54,24% de la plantilla docente, lo que supone una ratio aproximada de un miembro del PAS por cada 1,8 del PDI. Esta cifra sitúa al sistema universitario público español en clara desventaja respecto a otros sistemas públicos europeos, en los que la relación PAS/PDI se aproxima a la unidad.

Por tanto, es necesario exigir y demandar al Gobierno que se supriman las limitaciones a la contratación en las universidades públicas, se recupere el empleo perdido en estos últimos años, se acabe con la creciente precariedad que se está instalando en el sistema universitario y se posibilite la incorporación de jóvenes.

 
Scroll Up