Habituar al hábito de la lectura

El pasado lunes, en el Colegio Mayor Santillana, recién acabada una riquísima cena, llegó el momento de otro tipo de degustación: una que alimente nuestras mentes. Dieta a la que, por cierto, el PEP nos está acostumbrando. El que nos ha servido hoy esta ración de sabiduría ha sido Javier Sánchez-Collado, profesor de filosofía y apasionado del teatro y de los libros. De esto último es de los que no viene hablar.

A decir verdad, pocos somos los que guardamos un buen recuerdo de esos profesores de Secundaria y Bachillerato (o BUP y COU, si esto lo está leyendo mi padre) que nos mandaban hasta tres libros de lectura obligatoria cada curso, por eso, puede ser que a algunos la charla de Javier no se le haya hecho muy grata. Sin embargo, este está lejos de ser este tipo de profesores, «aunque hace tiempo -nos cuenta- yo también cometí este error, hasta que me di cuenta de que con ello solo conseguía hacer de la lectura algo obligatorio, tedioso. Pero realmente, la literatura se aleja radicalmente de ello. La literatura es algo apasionante, que debe ser consumido por placer, y no por obligación. Obligando a leer solo se consigue que los jóvenes crezcan detestándola.» Además, pocos somos conscientes de los beneficios que la lectura proporciona: nos hace más creativos, más ágiles mentalmente, nos permite conocer otras experiencias, nos dé lecciones sobre la psicología humana -siendo Dostoievski un maestro en ello-, nos ayuda a desconectar… hay una lista interminable de las utilidades de la lectura, pero lo mejor es descubrirlo por uno mismo.

«Yo, por ejemplo, he consumido bibliotecas enteras en mis viajes en metro.»

«Hay un libro ideal para todo el mundo, ese que encienda la llama de la pasión por la lectura. Solo tenéis que descubrir cuál es. Una vez encontrado, no valen excusas, da igual que uno ande atareado: cuando encuentras ese libro, uno saca tiempo de donde sea para leerlo.» En este sentido, nos puede ayudar la adquisición de un hábito, determinar cuándo vamos a leer: antes de dormir, a la hora de la siesta (opción que, como buen español, no recomiendo), los fines de semana, en el metro… «Yo, por ejemplo, he consumido bibliotecas enteras en mis viajes en metro.»

Evidentemente, hay que empezar a leer poco a poco, pues es algo que requiere entrenamiento. Al fin y al cabo, a nadie se le va a ocurrir a poner a alguien que no ha hecho deporte nunca a correr la San Silvestre. El caso es que hay que leer, aunque sean quince minutos al día. Se trata de un hábito muy importante y provechoso. De hecho, hay estudios que demuestran que los lectores suelen alcanzar mayores éxitos en la vida.

Con todos estos argumentos, Javier no nos deja ninguna excusa para no leer. Sin embargo, ¿qué libro elegir? Para resolver este interrogante nos recomienda buscar a alguien que nos asesore, que nos recomiende libros, o conseguir nuestros propios recursos (buscar en páginas web, buscar críticos literarios…). Pero si aún así no encontramos ningún libro que nos guste, nos deja una larga lista de libros que nos recomienda, entre los que destacan:

  • Crimen y castigo: de Dostoievski, autor imprescindible.
  • El viaje de Jonás: literatura española exquisita.
  • Una letra femenina azul pálido: una de sus novelas favoritas, ambientada en el período entreguerras.
  • Los inconsolables: una novela magnífica, recibidora del Premio Nobel, aunque puede resultar algo compleja.
  • La visita de la vieja dama: para los entusiastas del teatro.
  • El valle de largo: compuesto por una novela y varios cuentos cortos, imprescindible de la Generación Perdida.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Libros: Menú degustación

Taller de animación a la lectura y de recomendación de libros en función de los gustos de cada persona.

JAVIER SÁNCHEZ-COLLADO
Especializado en actividades de difusión cultural entre jóvenes.
📆 7 de Octubre
🕒 21:45h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid
Scroll Up