Javier Cascón

«La revolución de lo cotidiano»

El jueves 21 de marzo de 2024, justo antes de las vacaciones de Semana Santa, nos visitó Javier Cascón, un joven que impactó y nos ayudó, a través de su testimonio y una batería de preguntas provocadoras, a vivir una noche que podemos definir con una sola palabra… inspiradora.

Javier nos dio 3 consejos para alcanzar una vida plena, desde su sencillez y experiencia de vida:

Fotografía: Gabriel Alvarado

Conocerse.

¿Quién eres de verdad? ¿Qué sustenta tu vida? ¿Cuáles son los cimientos que soportan todo? 

Javier se siente amado y confiado (en que las cosas que nos rodean se pueden cambiar). Sobre esto comenzó a construir su vida, conocer sus dones, e identificar sus oportunidades de mejora; poniéndose manos a la obra. Se preguntó si sus hábitos eran buenos y estaba siendo realmente libre. Para empezar a cambiar cosas comenzó a plantearse retos con un plazo determinado; la mayoría de ellos eran sencillos, pero le ayudaban a desestructurar su mente y a salir de su zona de confort.

Por ejemplo, se dio cuenta que le importaba demasiado lo que la gente pensaba de él y comenzó a no comprar ropa… nada de ropa. Tanto es así que lleva 4 años y medio sin hacerlo. Aprecia más lo que tiene y sus sentimientos no dependen de lo que posee. Este y otros retos (como leer cincuenta libros en un año) le ayudaron a conocer mejor su potencial, y vislumbrar lo que podía llegar a hacer.

Despojarse.

¿Qué te está parando? ¿Qué te impide volar? ¿Qué te impide lanzarte a por cosas? 

Javier comenzó a despojarse de cosas; al principio materiales y luego emocionales. Aprendió a no necesitar tanto y se dio cuenta de que cuanto más te despojas más libre eres para poder hacer lo que deseas, porque tienes menos ataduras.

Cada mañana disponemos de una nueva cuenta con 86.400 segundos que se «recargan» día tras día y que nosotros decidimos en qué deseamos invertirlos, por eso siguió preguntándonos…

¿Qué estamos haciendo con nuestro tiempo cada mañana? 

Una vez que comenzó a despojarse de lo superficial, se dio cuenta de la respuesta que quería dar a esa pregunta. 

Amar al prójimo. 


  • Comenzó a colaborar con comedores sociales, pero sentía que algo le faltaba; necesitaba más. 
  1. A los 16 años comenzó a colaborar con una asociación que impartían talleres de arte para jóvenes, y con las obras que estos elaboraban y vendían, obtenían dinero que reinvertían en más formación.
  2. Posteriormente fue a ayudar a otra fundación que tiene pisos compartidos en los que conviven jóvenes con personas sin hogar y cuyo propósito es conceder segundas oportunidades a personas que lo han pasado mal en la vida (drogas, prostitución…) no solo proporcionándoles un techo, sino haciéndoles parte de un hogar.
  3. Allí se dio cuenta que tenía que hacer algo más, ya que veía a muchas personas sin hogar que no tenían sitio, y comenzó a preguntarse:
  • ¿Quién soy yo para negar la habitación a una persona porque la vivienda esté completa? 
  • ¿Dejarías que tu padre, madre o hermano durmiera en la calle?
  • ¿Cómo voy a dejar que mi hermano duerma en la parroquia o en la puerta de un comercio? 
  1. Estas cuestiones, que la mayoría de nosotros hemos normalizado, son impensables para Javier. No entiende que puedan suceder en el primer mundo, por eso tuvo claro su siguiente proyecto: «Comprar una casa para personas sin hogar».
  2. Buscó varios trabajos para poder pagarlo y cuando tuvo 20.000 Euros ahorrados decidió escribir algo sencillo. Lo publicó en redes sociales para ver si alguien le apoyaba, y ese fue el origen de su libro «Amen sin tilde», que nos dedicó cariñosamente y ya forma parte de la biblioteca del colegio mayor Santillana. 
  3. En menos de un año compraron la primera casa. Fue el 5 de septiembre de 2022, día del trigésimo aniversario del fallecimiento de la madre Teresa de Calcuta. 
  4. A esta primera casa le siguió otra más y seguro que, poco a poco, irán aumentando para poder llegar a ayudar a cuantas más personas, mejor. De momento, ya son 8 las que han pasado por ellas.

A todos nos han dicho alguna vez que lo que planteamos es imposible, que estamos locos, o que estamos «malgastando» nuestro tiempo o el dinero, pero… 

¿Qué es el éxito para mí? ¿Por qué estudio y voy a la universidad o al trabajo cada día? ¿Qué es lo que me da la felicidad?

Igual que Javier sabe dónde quiere estar: ayudando a las personas sin hogar, nos animó a buscar eso que queremos hacer y luchar para conseguirlo. Aunque el 80% de lo que nos rodea no podemos cambiarlo, tenemos un 20% sobre lo que sí podemos ejercer una gran influencia: nuestro propio yo y entorno próximo.

Por eso, nos instó a rodearnos de gente buena que nos ayude a cumplir nuestros sueños y propósitos, por muy locos que estos sean.

Muchas gracias, Javier, por una noche tan inspiradora en Santillana. Ojalá podamos llegar a conocer, desprendernos y preocuparnos por los demás tanto como tú y llegar a ser unos auténticos Héroes.

Héctor Trinidad

Héctor Trinidad
Colegio Mayor Santillana
@HectorTrinidadQ

Javier Cascón

«La revolución de lo cotidiano»

Business [and life] developer | Autor de «Amen sin tilde»

21 de marzo de 2024
Sesión a las 21 h
COLEGIO MAYOR SANTILLANA

C/MARBELLA 60, 28034, MADRID
Programa de excelencia personal HÉROE ®

Compartir artículo
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin