AUTOR | PABLO CORTINA

A principios de diciembre los residentes del Colegio Mayor Santillana de Madrid estuvimos participando en la Gran Recogida de Alimentos, algo que ya es prácticamente una tradición y en la que año tras año todos reservamos un poco de nuestro tiempo para cooperar con este proyecto.

Para los que no sepáis lo qué es la Gran Recogida de Alimentos, es una iniciativa impulsada por el Banco de Alimentos de Madrid que busca recolectar alimentos no perecederos (aceite, latas de conservas, arroz, legumbres…) para luego distribuirlos, a través de 562 entidades benéficas, entre las personas más desfavorecidas de la Comunidad de Madrid.

En todo el año 2017 se recogieron veinte millones y medio de kilos, con más de 165.000 personas beneficiadas, y este año, los resultados apuntan a acrecentarse.

«Somos conscientes de que, en época de exámenes, muchos universitarios no tienen mucho tiempo. Creo que esta actividad es perfecta para ellos.»

Jorge González, miembro de la Comisión de Solidaridad del Colegio Mayor.

La jornada consiste en estar un par de horas en la puerta de un supermercado recogiendo alimentos, tras este tiempo, otro colegial te releva. De esta forma más de veinte jóvenes del Colegio Mayor reservamos un pequeño hueco de nuestra agenda para esta causa.

“Con tan solo un par de horas pudimos contribuir a que cientos de familias no pasen hambre durante estas navidades”

Pablo Amigo, colegial participante.

Sobra decir que el mérito no es solo nuestro, no habríamos logrado nada de no ser por los generosos vecinos del barrio madrileño de Mirasierra.
En el supermercado, la mayoría de clientes compraron uno o más paquetes extra de pasta o arroz para donarlo a la causa.

«Fue una experiencia muy bonita ver como tanta gente se implicaba. Todos aportaban algo, por poco que fuera. Son muy conscientes de toda la gente necesitada que hay en Madrid”

Ignacio Rubio, uno de nuestros veteranos más solidarios.

Al fin y al cabo, si todos aportan un granito de arena, acabaremos haciendo una gran montaña, y ésta se hará cada vez más grande gracias a la solidaridad de todos.

Así, se han logrado más de 800 kilos en tan solo tres días, que ayudarán a que muchas familias empobrecidas pasen unas navidades menos desdichadas.

 

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Scroll Up