Haciéndonos florecer

En la sesión de PEP de pasado lunes, Arturo, nuestro subdirector, ha roto con los moldes de lo que suponían las charlas PEP hasta ahora. Ni siquiera tuvo lugar en la sala de estar, como siempre, sino que nos la dio en el bar de Santillana. Allí, encontramos frutos secos, patatas fritas, cervezas y refrescos, algo que no solemos encontrar en este tipo de charlas, y que suponen un aliciente que más de uno agradeceríamos que se convirtiesen en una constante.

Pero este cambio de ambiente no ha sido para nada lo más subversivo, sino que ha sido el propio contenido de la sesión, en la que Arturo apenas  ha volcado su conocimiento sobre nosotros, sino que, más bien, nos ha animado a que este florezca en nosotros mismos. La vía para conseguirlo es, sin duda, la creatividad. De ahí que nos haya presentado el Decálogo Creativo, el cual se expone a continuación:

 

  1. Buenas noticias: en la vida y, concretamente, en la sesión de hoy, vamos a tener que trabajar si queremos ser realmente creativos. Porque la creatividad no es solo para gente creativa, sino que es una habilidad que se puede desarrollar mediante el entrenamiento. Solo se deben seguir los presentes consejos.
  2. Contágiate: en este punto, Arturo reta a los estudiantes de Derecho «¿Por qué no probáis a hacer un trabajo de Derecho Penal en un pub irlandés?». Con ello, no quería incitarles a jugarse su futuro académico en estado de embriaguez, sino que quería subrayar la importancia que tiene el entorno en el trabajo que realizamos. En este sentido, nos anima a trabajar en distintos lugares y observar cómo influye cada uno en nuestro trabajo. Al fin y al cabo, si permanecemos siempre en un mismo paisaje, difícilmente podremos cambiar.
  3. Piensa: es importante que reserves un tiempo diario a tener un tiempo para ti y reflexionar.
  4. No pienses: también haz lo contrario que en el punto anterior. Busca momentos para desconectar y dejar descansar a los engranajes del cerebro. Además, este tiempo libre nos puede servir como fuente de inspiración. Un ejemplo, sin irnos más lejos, sería escuchar las historias de la gente.
  5. No problem: con esto quiere decir que la creatividad, al contrario de lo que muchos creen, no genera problemas, sino que los resuelve.
  6. ¡Rompe la baraja!: no hagas lo que demás esperan de ti. Pero, claro, si en el trabajo te piden que hagas una cosa, tendrás que hacerla. Lo que se quiere decir es que se debe intentar hacer de una forma de la que nunca antes la habíamos Si no rompemos moldes, no podremos diferenciarnos y destacar de entre los otros miles de proyectos que hay.
  7. I love limits: las restricciones son la verdadera gasolina para la creatividad. Cuantos más haya, mejor será el resultado. De hecho, a un creativo lo peor que le puedes dar es una hoja en blanco. Ahora bien, si le propones una situación plagada de obstáculos, verás como las supera sin dificultad alguna.
  8. La gente: ten siempre en cuenta a los que te rodean. Escúchales. Pregúntales. Aprende de ellos. Haz equipo.
  9. Incentivos: para alcanzar tu objetivo, prométete un buen premio cuando lo consigas.
  10. …: la última norma la decides TÚ.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

CREATIVIDAD | Para no creativos

ARTURO PERIS
Arquitecto // Emprendedor

📆 21 de Octubre
🕒 21:45h
🏡 C/Marbella 60, 28034, Madrid

Scroll Up