En su llegada a Madrid, muchos residentes del Colegio Mayor están ansiosos de conocer la ciudad, no solo por sus monumentos, sino también por sus sabores. Uno de los encantos que tiene la capital es la gran cantidad de inmigración que ha recibido, proveniente de otras zonas de España y del mundo. Así, cada cultura ha aportado un pequeño grano de arena que, sin duda, ha contribuido a mejorar la gastronomía madrileña. Esta influencia es múltiple, pudiéndose encontrar restaurantes coreanos, vietnamitas, venezolanos, libaneses, peruanos, turcos… y una lista incontable. Y, lo mejor de todo, es que son bastante económicos, por lo que cualquier estudiante se los puede permitir. Dicho esto, adjuntamos el nombre de los los 5 mejores bares y restaurantes de Madrid que he conocido desde que llegué.

  1. Taberna Matador

Comenzamos nuestra selección con un local que no es precisamente para amantes de lo exótico y lo experimental, sino para los que disfrutan de nuestra propia gastronomía y cultura. Esta taberna, con un ambiente oscuro a la vez que cálido y acogedor, está decorado con motivos folclóricos, a lo que se añade la música flamenca de fondo, que consigue que uno no se pueda sentir más como en casa. Lo único que lo superan son las tapas y las raciones, entre las que destacan los embutidos. Acompañado de un doble o de una copa de vino, no hay mejor forma de pasar la tarde.

  1. Taquería Mi Ciudad

Ideal para los amantes del picante. Este restaurante situado en el centro de la capital, cuenta con una multitud de opciones: te puedes pedir una cerveza o refresco, ambos típicos de México (recordemos la entrañable marca  Jarritos, que cuenta con exóticos sabores como los de mango, mandarina, guayaba o tamarindo), o incluso con un Margarita. Y todo esto se puede acompañar por un módico precio de un taco. Éstos se pueden pedir de forma individual, de modo que se puede probar uno de cada si estás indeciso. Y ni que decir tiene que cuenta con los sabores más típicos de México, como el mole poblano o la cochinita pibil. Pero, además de tacos, cuenta con muchas otras variedades, como los frijoles refritos, las carnitas y los alambres. Todo delicioso. Por último, no solo te espera la comida y la bebida, sino que, para meterte de lleno en la cultura mexicana, el local cuenta con shows ofrecidos por mariachis.

  1. Ramen Kagura

Para los amantes de la cultura japonesa, resulta un elemento esencial la gastronomía. Todos hemos visto desde pequeños, en nuestras series favoritas, la gran variedad de platos existentes en dicha cultura. Desde Bola de Dragón hasta Sin Chan, a ninguno se nos habrá pasado desapercibido uno de los platos más consumidos por sus protagonistas: el ramen. El ramen es un plato de fideos con caldo, preparado comúnmente con una base de carne, miso, cebolleta, algas o soja. Para muchos es el equivalente al cocido madrileño: un plato caliente, de cuchara y con una gran variedad de ingredientes. Solo con oírlo ya le apetece a uno comerse un buen cuenco de fideos. Situado junto a Ópera, no tiene pérdida.

  1. Arepas y olé

Con locales en varios lugares de la capital (Chueca, Bravo Murillo, Las Tablas…), esta franquicia venezolana no dejará a nadie insatisfecho. Cuenta con los mejores platos de la gastronomía tradicional venezolana, presentada de forma moderna y apetecible. Los colegiales ya hemos visitado este restaurante en varias ocasiones y siempre hemos salido muy satisfechos. No podemos disfrutar más con unas arepas y unos tequeños de postre. Delicioso y, lo que es más importante, con un precio asequible.

  1. Restaurante etíope Nuria

Pocos pueden decir que conocen la comida africana (ni si quiera los africanos). Por suerte, vivir en Madrid te da la oportunidad de poder presumir de haberla degustado, ya que la capital cuenta con varios restaurantes del continente. Concretamente, en Nuria, se pueden conocer los platos típicos de Etiopía, que, a pesar de ser tan poco conocidos no dejan de ser una maravilla. No hay nada como un plato de Mandi o de Kifto, acompañado de pan injera para introducirse de lleno en la gastronomía típica.  También cuenta con menú apto para veganos y celiacos.

Pablo Cortina

Autor: Pablo Cortina
Veterano del Colegio Mayor

Scroll Up