Carmen Bustos
Lo bello es difícil

Solemos llamar arriesgadas a aquellas personas que descargan adrenalina con actividades como paracaidismo, tirolina, o nadar entre tiburones por mero placer. Sin embargo, especialmente en este país, el riesgo se asume realmente cuando se decide emprender. 

Fotografía: Rafael Parra

Quien crea que este símil entre el riesgo y el emprendimiento es muy osado, cambiará de opinión al conocer la historia de la ponente que estuvo en el Colegio Mayor Santillana el pasado jueves 11 de febrero.

Ella es Carmen Bustos, fundadora de la compañía Soulsight, una empresa que se define a sí misma “de pensadores y hacedores (thinkers and doers)”. Es la evolución de la consultoría tradicional, adaptada a las nuevas necesidades y medios que la sociedad actual nos demanda y ofrece. 

¿Qué hace diferentes a Soulsight y a Carmen Bustos?

Lo resumiré en una palabra: Diferenciación. 

Y para diferenciarse es clave lo que resume su eslogan “thinkers and doers”: pensar y pensar, y no parar de pensar hasta encontrar algo diferencial que ofrecer a la empresa que les contrate. 

Tienen muy claro que las empresas necesitan hacerse “más humanas”. Y esto, gracias a su experiencia de muchos años, se consigue con una transformación empresarial desde dentro, siendo sus propios trabajadores los que la lideren, para “dotar a las compañías de un alma propia”. 

El eje central de la charla de Carmen, fue su proceso de emprendimiento. Nos animó a arriesgar y a huir de las facilidades, ya que “Nos han vendido que la felicidad es facilidad, y yo cuando más feliz he sido es cuando más me ha costado conseguir las cosas”.

Quiso compartir con nosotros el mayor prejuicio erróneo que tenía cuando comenzó su aventura empresarial: “Yo creía que emprender era que te pusieran la pasta para desarrollar tu proyecto, pero lo mejor que te puede pasar es que nadie te dé el dinero y tengas que buscarte la vida, aprendiendo a vivir al borde del precipicio”. En el momento que te juegas todo lo que tienes, vas a hacer todo lo que esté en tu mano para que ese proyecto funcione. 

Es muy difícil moverte por algo en lo que no crees fervientemente”

Uno de los mayores riesgos que se encuentra quien decide emprender es la rutina, sobre todo si implica que pierdes emoción y ambición.  “Es muy difícil moverte por algo en lo que no crees fervientemente”, y “no solamente hay que amar lo que haces, sino amar también lo que aprendes”. Por eso nos animó a buscar un trabajo que nos permita empaparnos de conocimientos cada día. 

Y llegó el momento de enfrentarnos a la situación actual. Si ya de por sí el emprendimiento es complicado, imaginémonos en medio de una pandemia mundial que está impactando especialmente a las empresas. ¿Tiene sentido mantener abierta una consultoría, que encima aplica un modelo diferente al establecido convencionalmente, cuando las empresas no van a poder utilizar sus servicios? Esa fue la pregunta “retórica” que el contable de la empresa planteó a Carmen en el momento más duro del confinamiento. 

En ese momento fue cuando puso en práctica aquello que nos había explicado anteriormente: “cuando te levantas todos los días al borde del precipicio, te preguntas ¿y que puedo perder?”. Ella concluyó que había cosas mucho más importantes en la vida que perder una empresa, y que el motivo para cerrar no iba a ser haberse comportado con  cobardía y no haber arriesgado lo que hiciera falta. 

¿El resultado? La empresa está funcionando muy bien, mucho mejor que en 2019, ya que todo el equipo se conjuró para sacar el proyecto adelante con una idea clara: “Pasara lo que pasara, el alma del proyecto nunca iba a desaparecer, porque forma parte de las veinte personas que trabajan ahí”. 

“Si miras la realidad con ojos nuevos, puedes ver oportunidades que antes se te escapaban”

El último mensaje que nos dejó, que sirve para el emprendimiento pero también para la vida cotidiana fue: “Si miras la realidad con ojos nuevos, puedes ver oportunidades que antes se te escapaban”. Una mirada renovada que fue con la que salimos tras escuchar a Carmen contarnos su camino personal, un gran ejemplo del camino de un #Héroe. 

JORGE BELMONTE
Veterano del Colegio Mayor
Estudiante de periodismo

Carmen Bustos
Lo bello es difícil
Thinker and doer
Fundadora de la consultora Soulsight
📆  11 de febrero de 2021
Sesión a las 20:45 h

COLEGIO MAYOR SANTILLANA
C/MARBELLA 60, 28034, MADRID

Compartir artículo
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Scroll Up
Abrir chat
Powered by